La leche materna

¿Qué leche es mejor para mi bebé?. ¿Si le doy leche de vaca será malo para el pequeño?. Estas son algunas de las preguntas que solemos hacernos cuando vamos a tener un hijo.

Hoy trataremos de resolver todas las dudas. 

Primera etapa: el calostro

El calostro es el primer tipo de leche producida por la mujer a los pocos días después del nacimiento y que luego dará lugar a la leche madura. Contribuye a la salud del recién nacido en una manera que ninguna fórmula infantil puede imitar a día de hoy.

 

“Su producción – explica la pediatra Alexandra Macari- en los primeros días de la vida del niño se se ha evaluado en dosis bajas, alrededor de 7 ml por cada comida. Se ha visto que contiene Ig A, es decir, anticuerpos de protección para el recién nacido, millones de células y sustancias de acción inmunológica, incluyendo la lactoferrina. Tiene acción laxante y facilita la liberación de meconio. Promueve la colonización intestinal de gérmenes no peligrosos como el bifidobacterio, que ocupa así primero los intestinos y evita el ataque de bacterias patógenas. Es rico en sustancias (taurina, zinc, etc). Ejercer una acción preventiva a las alergias “.

 Los beneficios de la leche materna

Vale la pena mencionar los beneficios de este alimento increíble aunque a veces no lo veamos como tal.

»   Es un agente inmunológico poderoso, que consiste en una amplia gama de elementos, cada uno de los cuales tiene un papel en la protección del niño contra posibles infecciones.

»   Para empezar, la leche materna contiene la lipasa que pre-digiere los lípidos (grasas) y los hace más fácil de usar por el pequeño.

»   Contiene además ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga Omega 3 y Omega 6, que son esenciales y, por tanto, no sintetizados por el niño pero necesarios para él. 

»   La biodisponibilidad del contenido de hierro es muy alta (50%) y todas las vitaminas están contenidas en cantidades suficientes.

»   Promueve el desarrollo de la flora intestinal. Los bebés alimentado con leche materna son capaces de contrarrestar el desarrollo de gérmenes patógenos.

 

¿Cuánto tiempo es mejor amamantarlo?

Una madre puede amamantar de forma segura al niño hasta el año de vida del pequeño. Hasta los seis meses de vida es aconsejable que tome leche materna, a partir del sexto mes se puede empezar a incluir la leche artificial o leche de avena. 

 
¿Da igual la hora en que la tome?

La composición de la leche materna cambia dependiendo de la hora del día, el tipo de alimentación, las necesidades del niño y las enfermedades que las madre haya podido tener.

Los lípidos (grasas) son la fracción más variable de la leche, además de ser la principal fuente de energía para el bebé. Su concentración es baja en la primera toma pero aumenta en la segunda (de 3,5 g/dl a 4,5 g/dl). La calidad de los lípidos de la leche puede variar dependiendo de la dieta de la madre, especialmente los ácidos grasos insaturados.

Si tu bebé bebe leche siempre que quiere no necesitará que añadas agua ni siquiera en climas cálidos porque la leche materna no sobrecarga los riñones del niño.

 
Las alternativas a la leche

Y para aquellas madres que por desgracia no producen leche no hay que alarmarse, pues existen algunas alternativas que pueden utilizar como alternar la leche materna con las fórmulas preparadas prescritas siempre por el médico que os haga el seguimiento. Normalmente las leches tipo son equivalentes entre sí. Hay que recordar que es bueno dejar pasar por lo menos tres horas entre una tomas y otra cuando la leche es artificial. 

 
Leche de vaca

Hay que ir con cuidado con la leche de vaca. No debe darse en recién nacidos porque es demasiado rica en proteínas que pueden contribuir al desarrollo de obesidad y además es pobre en hierro y vitamina D. Sin embargo sí es un complemento bueno si se sigue una dieta variada y equilibrada después de un año de vida . 
 

Leche de crecimiento

En cuanto a la leche de crecimiento puede ser apropiada en el grupo de edades que van de 1 a 3 años, pero no se ha demostrado que su uso aporte beneficios para la salud en comparación a la leche fresca y natural. 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies