La Anemia En El Embarazo ¿Cómo Prevenirla?

anemia en el embarazo

Es muy común que se desarrolle anemia en el embarazo, esta se produce cuando la sangre no tiene los glóbulos rojos sanos para transportar a los tejidos oxígeno. Para afrontar el crecimiento del bebé durante el embarazo se produce una mayor cantidad de sangre. Pero si en estas faltan hierro o algún nutriente el organismo no podrá generar esa sangre adicional.

Los síntomas de la anemia en el embarazo son la debilidad, mareos, cansancio, taquicardia, dificultar para respirar, falta de concentración, y una piel pálida. Si padeces alguno de esos síntomas consulta con tu médico.

¿Cuáles son los distintos tipos de anemia?

Existen diferentes tipos de anemia en el embarazo, estas son:

Por deficiencia de hierro

Esta es la causa más frecuente de anemia en el embarazo. El cuerpo no tiene suficiente hierro para producir las cantidades requeridas de hemoglobina, es por eso que la sangre no puede transportar debidamente oxígeno a los tejidos.

Por deficiencia de vitamina B12

Cuando una embarazada con consume debidamente a través de su dieta, su cuerpo no produce los glóbulos rojos necesarios. Es por eso que las embarazadas deben consumir carnes, lácteos y huevos. La falta de vitamina B12 durante la gestación puede ocasionar defectos o mal formaciones congénitas.

Por deficiencia de Ácido Fólico

Durante el embarazo se necesita ácido fólico extra, si la dieta no aporta el suficiente, el organismo no producirá la cantidad de glóbulos rojos suficiente como para transportar el oxígeno a los tejidos. Al igual que en el caso anterior la deficiencia de ácido fólico puede causar defectos congénitos.

Como prevenir la anemia en el embarazo

Para ello se debe llevar una alimentación adecuada, muy equilibrada que lo contenga todo. Se deben consumir sobre todo alimentos que sean ricos en hierro.

Otro de los alimentos que no pueden faltar en la dieta de una embarazada son los vegetales como el brócoli, la espinaca, las carnes rojas magras, el pescado y el pollo. Los cereales y legumbres como los frijoles, lentejas y alubias tienen un papel preponderante. Al igual que las almendras y las nueces.

Los alimentos ricos en vitamina C como los kiwis, las fresas, los cítricos y sus zumos, los pimientos y tomates.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.