Sexto mes de embarazo

El bebé se encuentra formado, tiene ya hasta uñas y pestañas, y llegará a medir más de 30 centímetros antes del siguiente mes.

En tu cuerpo los cambios no dejan tregua. La vida se está gestando en tu interior y cada día que pasa se manifiesta en alguna transformación que quizá sólo tú notes. La piel se estira y te pica, si te fueran a salir estrías esté será el momento en que comiencen a salir, tus pechos, hinchados y más oscuros, empezarán a secretar calostro, antesala a la lactancia que pronto darás.

Es ya en esta vigésimo segunda semana que la espalda empieza a ser la más afectada de toda tu fisionomía. Las lumbares empezarán a ser molestas por el peso que vas ganando y que se te está añadiendo. Es recomendable hacer ejercicios de estiramiento especialmente dirigidos para embarazada a diario, podrás evitar futuras lesiones y te sentirás mejor.

Emocionalmente te encontrarás en el momento más tranquilo. Ya por la semana veintitrés o veinticuatro tus hormonas están más estables y los cambios de humor no serán tan bruscos. Te habrás acostumbrado a que algo está pasando y no habrá sintomatología en ese sentido. Sin embargo, puedes empezar a tener algún problema intestinal. Quizá estreñimiento y, por supuesto, más ganas de orinar de lo lo habitual. Es una simple cuestión física, el útero crece a velocidad de vértigo y está apretando el resto de tus órganos. Es por eso que, si realizas actividades muy bruscas puedes sentir que te falta el aire, pero no te preocupes que es habitual.

Es por esta época, cuando nos escontramos alrededor de la semana veinticinco, que te sentirás más torpe de lo normal. La imagen que tu cerebro tiene de ti aún no se ha acostumbrado a sus nuevas dimensiones ni estado por lo que habrá movimientos que empiezas a notar que te cuesta realizar. Te acostumbrarás enseguida, lo importante es que no te desanimes pues todo lo que transmites llega hasta tu nuevo futuro hijo.

A partir de la semana veintiséis de embarazo es cuando el bebé ya tiene todo el sistema nervioso tan desarrollado que puede sentir el dolor. Ya ha desarrollado todos sus sentidos, el oido será el que más utilice pues las ondas viajan más rápido por el líquido amniótico que por el aire. El gusto lo tiene en proceso de desarrollo pero ya se encuentra en ese momento en que distingue el sabor más adulzado que proviene del líquido amniótico de otros sabores que le proporcionas con tu alimentación. También tiene mucha más fuerza por lo que sus movimientos y patadas, que tú notarás, serán más constantes.

Su cara está formada y ya tiene pestañas pero aún le faltan los párpados. Ya tiene una capa de grasa bajo la piel, que deja de ser tantransparente para ponerse roja un arrugada y cubierta por el lanugo protector. Por otro lado las células cerebrales que utilizará para pensar y razonar cuando salga al mundo exterior comienzan a madurar, inluso ya puede aprender y recordar algunas cosas.

Si ahora naciera aún no podría vivir por si mismo, pues sus pulmones aún están en desarrollo y están creándose los alvéolos y los bronquios están llenos de líquido amniótico (aunque ya realiza algunos movimientos con el diafragma). Pero aún así, si se diera el caso de un parto prematuro, si obtiene la suficiente ayuda conseguiría sobrevivir y desarrollarse fuera del útero. Ya pesa más de medio kilo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies