Décimo primera semana de embarazo

La madre en la décimo primera semana de embarazo

En esta semana onceava para la embarazada comienza ya un periodo de calma pues las molestias van remitiendo poco a poco hasta desaparecer. Durante todo este tiempo hasta esta semana es probable que la embarazada haya aumentado de peso entre uno y dos kilos y medio. Aún aumentará más, en el segundo trimestre es previsible que pese hasta seis kilos más y en los últimos meses contará con otros cinco añadidos. Es normal, pero lo importante no es preocuparse o no por el aumento de peso sino llevar a cabo una dieta rica y variada que le aporte al feto los máximos nutrientes posibles. Es importante realizar ejercicios físico leve como, por ejemplo, andar durante veinte minutos para que fluya bien la circulación de tu cuerpo, lo que además ayudará al feto a generar sus propios glóbulos rojos. O realizar natación para embarazadas, muy recomendable durante todo el periodo de gestación.

El bebé en la décimo primera semana de embarazo

El feto comenzará a generar el líquido amniótico provocado por su propia orina. Sus huesos ya empiezan a endurecerse y sus dedos se habrán separados. Dentro de poco tiempo será capaz de abrir y cerrar sus manos. Es un momento en la que el feto ya dará patadas y se estirará con movimientos más ágiles, pero seguirá la embarazada sin notarlo hasta casi la semana veinticinco.

Por último las medidas del feto habrán aumentado al finalizar esta décima semana hasta seis centímetros y tendrá un peso no superior a nueve gramos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.