Trigésimo cuarta semana de embarazo

El bebé en la trigesimo cuarta semana de embarazo

Las conexiones cerebrales van a un ritmo trepidante y la cabeza del bebé va creciendo con ellas. Percibe estímulos a los que reacciona más vivo que nunca. Por tanto, aunque está en una etapa en la que duerme mucho, está muy atento a todo lo que le rodea y cualquier cosa que le quite el sueño puede afectarle. Si esto ocurre de forma continuada, puede ser perjudicial, luego lo mejor es llevar un ritmo de vida tranquilo. Durante las últimas semanas, el feto recibe de su madre la mayor cantidad de anticuerpos de todo el embarazo. Estas reservas le protegerán contra las infecciones cuando empiece su vida fuera del útero. Luego, los encontrará en el calostro de los primeros días y en la leche materna. Mide alrededor de 42 cm y pesa unos 2 kg.

La madre en la trigesimo cuarta semana de embarazo

Cada mujer tiene un parto diferente, pero hay algunos síntomas preparto comunes como: contracciones regulares que se presentan a intervalos cada vez más cortos, romper aguas o un flujo mucoso manchado de sangre, dolores en la zona lumbar acompañados de dolores de tipo menstrual. Todo esto indica que el cuello del útero comienza a dilatarse. De todas maneras, la aparición de cualquiera de estos síntomas no implica necesariamente que haya comenzado el parto, puede que tenga señales de parto días o incluso semanas antes de dar a luz. El médico juzgará si ha llegado el momento, por lo que no hay que dudar en llamarle si se nota alguno de los síntomas.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.