Trigésimo tercera semana de embarazo

El bebé en la trigesimo tercera semana de embarazo

Su piel ha perdido su transparencia y adquirido un tono más rosado. En la punta de los dedos, unas uñas afiladas han crecido. El feto realiza unos movimientos oculares rápidos (MOR) que pueden ser señal de que el niño sueña. Va perdiendo el lanugo que cubría su cuerpo y su cabeza se ha cubierto de un pelo muy fino. Todos sus órganos están terminados excepto los pulmones, que siguen ultimando pequeños detalles. Mide 40,5 cm y pesa unos 2 kg.

La madre en la trigesimo tercera semana de embarazo

Muchas mujeres embarazadas padecen el síndrome del túnel carpiano, caracterizado por una hinchazón de los nervios de las muñecas. Para aliviarlo,  durante la noche lo mejor es cambiar de posición para evitar presionar las manos o las muñecas. Llevar una muñequera también ayuda a mantenerla extendida y aliviar el dolor.

Este es normalmente el momento de la última ecografía realizada antes del parto. Esta revisión es importante para comprobar cómo está el feto, y observar algunos detalles. En ella se permite evaluar la cantidad la cantidad de líquido amniótico, visualizar los diferentes órganos y, en particular, el corazón, controlar la placenta, realizar algunas medidas y conocer la posición del feto. Los movimientos que puede percibir suelen ser contracciones uterinas y no movimientos propios del bebé. Es normal que conforme se acerca el momento del parto se comience a tener miedos e inquietudes. Hay que informarse bien y resolver todas tus dudas lo que ayudará a estar más tranquila.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.