Higiene postural y ergonomía | Ergonomí­a


Higiene postural y ergonomía


higiene corporar y ergonomia 300x200 Higiene postural y ergonomía

La ergonomía es un área multidisciplinaria que estudia las características, necesidades, capacidades y habilidades del hombre, analizando los aspectos que afectan el diseño del entorno, productos y procesos de producción. El objetivo de la ergonomía es adaptar productos, muebles, herramientas, accesorios, espacios físicos y el entorno a la capacidad y necesidades de las personas, para mejorar la eficiencia, seguridad y bienestar de los trabajadores, usuarios y consumidores en general.

Por otra parte, la higiene postural persigue la prevención de la lesiones del sistema músculo esquelético, derivadas de las posturas estáticas o de la realización de los movimientos incorrectos, repetitivos, secuenciales y con sobrecargas musculares. En otros aspectos la higiene postural, favorece la toma de conciencia de las personas respecto a su postura y movimientos más habituales para corregirlos y adoptar una postura correcta. La postura es la manera en que se mantiene el cuerpo, en que una persona se sienta, está de pie, inclinado, recostado o en movimiento, la condición postural tiene componentes somáticas, psicológicas, genéricas e incluso genéticas.

La mayor parte de la población tiene posturas incorrectas, por lo tanto, se requiere de reeducación postural para eliminar los hábitos adquiridos anteriormente y renovar los patrones de movimiento, para ello se requiere la participación activa de la persona y la realización del trabajo consciente para el cambio de las posturas y del movimiento, esto es educación funcional para dotar de un nuevo equilibrio para el sistema músculo esquelético, en este punto se establece la relación entre la Higiene postural y ergonomía.

Posturas correctas y la ergonomía

Actualmente existen diversas estructuras ergonómicas diseñadas exclusivamente para conservar la salud y mejorar las características posturales convirtiéndose en un elemento eficaz para la reeducación postural. La sinergia entre ambas es establecer la manera adecuada de desempeñar las actividades de forma segura sin dañar la espalda, reduciendo problemas asociados con esta zona corporal.

La aplicación práctica de la ergonomía y la higiene postural, se observa porque limita la presencia de enfermedades del trabajo como los lumbagos, artrosis cervical, contracturas musculares y hernias discales, entre otras. Debidas a labores realizadas en posturas estáticas, la mayor parte del tiempo sumando a ello el estrés, la tensión propia del empleo, los problemas de transporte, contrariedades emocionales y otras situaciones personales no resueltas, que tienden a generar posturas incorrectas y con ello contracturas que lesionan la espalda principalmente.

 



Suscribirme por Email al Blog

Déjanos tu COMENTARIO, ya sean dudas, recomendaciones o críticas: