Hipotiroidismo y embarazo

 

vientre-panza-embarazo_CLAIMA20150325_5571_27

Esta afección es más común en las mujeres y puede pasar inadvertido durante un largo tiempo. Una mujer que padece esta enfermedad, que se caracteriza por la deficiente producción de hormonas tiroideas, puede quedar embarazada pero puede suceder que la mujer enferma no ovule todos los meses y le cueste más quedar embarazada.

Qué es?

El hipotiroidismo es un síndrome que se caracteriza por el estado metabólico, que es el resultado de la deficiencia de la producción de hormonas tiroideas. En el mundo la causa más frecuente de hipotiroidismo es el déficit de yodo. En el siguiente artículo les diremos cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica y cómo se trata.

Síntomas

Los síntomas de esta afección son: Cansancio, debilidad, sensación de frío, aumento de peso con disminución del apetito. Párpados edematosos, Edema duro en miembros inferiores, aumento del tamaño de la lengua, piel seca, áspera, también palidez y frialdad, caída del cabello, disminución de la frecuencia cardíaca, constipación, somnolencia y letargo, cefaleas, disminución de los reflejos, disminución de la libido y ausencia de ovulación, abortos a repetición, síndrome del túnel carpiano. Niveles altos de colesterol, de los triglicéridos y la disminución de la degradación de los lípidos.

Tiroides y  embarazo

Si un hipotiroidismo no es diagnosticado, en la pubertad, puede causar el desarrollo temprano de las mamas, sangrado genital, quistes en los ovarios y también provocar un retraso en la edad ósea. En la adultez de la secreción de la hormona LH se generan alteraciones, la falta de tiroxina altera también la luteinización y la producción de progesterona, por lo cual, altera la función ovárica. Además de que es asociada a alteraciones en el ciclo menstrual.

Fertilidad

Una mujer que padece esta enfermedad puede quedar embarazada, pero si el hipotiroidismo es avanzado, existen altas probabilidades de que la mujer no logre ovular todos los meses normalmente, y esto causará que tarde más en concebir, además de que puede ser causante de abortos recurrentes, en el primer trimestre del embarazo. Es por ello que su detección temprana es realmente importante, para comenzar el tratamiento antes de que busque ser madre.

Diagnóstico y tratamiento

Para llevar a cabo el diagnostico y posterior tratamiento se debe realizar una evaluación del perfil hormonal mediante un análisis de sangre y que el médico realice el examen físico es fundamental para saber si es necesario realizarse una ecografía tiroidea o no. El tratamiento se realizará con la sustitución de la hormona tiroidea, la cual se adecuará según los síntomas y características de cada paciente. En el caso de la mujer embarazada que padece hipotiroidismo debe ser tratada con LT4 y dosis ajustada. Esto se debe a que en más del 50% de los casos los requerimientos aumentan, especialmente durante el primer y segundo trimestre del embarazo. Una vez que se confirma el embarazo se debe aumentar la dosis de LT4 sustitutiva, manteniendo los rangos de la TSH bajos. Con una TSH normal, se controla cada 6 meses, pero en un embarazo se recomienda control cada 2 meses.

 

Imagen cortesía de: entremujeres.clarin.com


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies