La importancia de la prevención al momento de practicar deportes

Los deportistas que no cuentan con un equipo de atención médica a su disposición mientras entrenan o compiten, por lo general, aún no conservan el hábito de acudir con regularidad al fisioterapeuta con el objetivo de determinar el estado de su musculatura y tratar molestias para prevenir posibles lesiones en el futuro.La importancia de la prevención al momento de practicar deportes

Esta es una práctica no sólo recomendable, sino que es sumamente necesaria para prevenir problemas mayores de salud que requieran terapias más largas, costosas o que incluso sean afecciones sin remedio alguno. De esta manera, es importante resaltar que en el ámbito deportivo, ya sea profesional o aficionado, es mejor prevenir que lamentar.

Recuerda que tras tantas horas de esfuerzo físico para tu cuerpo, ya sea practicando natación, corriendo, jugando fútbol o realizando cualquier otro deporte de alto impacto, nuestros músculos realizan movimientos particulares que pueden desajustar de cierta manera tanto tus huesos como tus músculos.

Por ello hay que tener en cuenta que no todas las partes de tu cuerpo que trabajan para realizar un ejercicio específico se encuentran igual de fuertes o poseen la misma resistencia a la actividad de alto impacto, puesto que estos se van adaptando poco a poco a los hábitos de la vida cotidiana.

Cuando les pedimos a nuestros músculos que realicen algo que está por encima de lo habitual, es normal que los más fuertes resistan bien el esfuerzo, pero que los grupos débiles son los que empezarán a fallar o sentirse. Evidentemente, esto puede provocar desequilibrios, sobre todo cuando son prácticas constantes, y si no se previenen a tiempo, pueden acabar provocando una lesión bastante delicada. Por ello la prevención es tan importante como cualquier tratamiento de curación.

Cómo prevenir posibles lesiones

Para prevenir cualquier tipo de lesión causada por el ejercicio físico, los fisioterapeutas recomiendan determinar el estado físico del deportista, corregir el gesto deportivo y el hábito postural; además de establecer la modalidad deportiva más adecuada de acuerdo a su anatomía y su estado de salud y por último, recetar un tratamiento particular en caso de aparición de algunas molestias o sensaciones anormales durante o después de realizado el entrenamiento.

Es importante resaltar que no todo el mundo está físicamente dotado de las mismas capacidades necesarias para realizar cualquier tipo de deporte. La anatomía del cuerpo humano es diferente en cada caso y es por ello que se deben realizar deportes apropiados a nuestra condición física, para no esforzar al cuerpo más de la cuenta.

Por ejemplo, el running o correr es un actividad que se ha extendido mucho entre la ciudadanía en general y actualmente es practicada a nivel no profesional tanto por jóvenes como por adultos. Por supuesto, este es un ejercicio bastante completo, ya que se ejercitan muchas partes del cuerpo, no obstante, para poder practicarlo de forma segura, hay que cuidarse muy bien con el fin de evitar el padecimiento posterior de problemas musculares.

Como última recomendación, es importante considerar que aunque no exista dolor físico y mucho más si lo hay, se debe llevar a cabo (regularmente) una revisión completa por parte de un profesional de la fisioterapia a modo de prevención.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.