Rehabilitación de la fascitis plantar | Fisioterapia Deportiva


Rehabilitación de la fascitis plantar


¿5 estrellas?

 Rehabilitación de la fascitis plantarLa fascitis plantar es una rara condición de discapacidad, que provoca dolor en la parte interior del talón y puede deberse a la inflamación de la inserción de la fascia plantar en el espolón en el hueso del talón. El espolón en el talón puede ser conectado al dolor, pero muchas personas tienen espolones del talón en las radiografí­as que no muestran sí­ntomas, mientras que la fascitis plantar puede ocurrir en ausencia de un espolón en el talón. Esta condición se da con mayor frecuencia en los atletas, pero puede ocurrir en personas con cualquier grado de actividad. La fascia plantar es una banda gruesa de tejido fibroso que se extiende desde el espolón del talón hasta la parte delantera del pie.

La fascia plantar actúa como soporte a lo largo del arco longitudinal del pie, absorbiendo algunas de las tensiones sufridas como cuando el pie toca el suelo, reduciendo los niveles de la fuerza ejercida por el peso corporal. Los sí­ntomas suelen ser un dolor intenso, fuerte y repentino a menudo, el dolor en el talón al apoyarlo. El dolor puede persistir durante todo el dí­a si la persona ha pasado mucho tiempo de pie. El ejercicio y el movimiento pueden mejorar los sí­ntomas, pero regresan después de un perí­odo de descanso o inmovilidad.

El fisioterapeuta por lo general puede provocar el dolor mediante palpación con firmeza sobre el interior del centro de la parte inferior del talón tirar de los dedos del pie o caminar en puntas de pie también puede provocar los sí­ntomas tí­picos. Los atletas que aumentan su intensidad deportiva de alguna manera están en mayor riesgo de desarrollar este problema, con las superficies duras y la velocidad de trabajo, aumenta la probabilidad de dolor en el talón. La evaluación de fisioterapia involucrará mirar la estructura anatómica del pie del paciente, en busca de anomalí­as tales como pie plano, arco alto, y pronación del pie en la marcha, todo lo cual puede incrementar las tensiones a través de la fascia plantar.

La fisioterapia incluye estiramientos y fortalecimiento de la pantorrilla, plantillas correctoras, fricciones en el área dolorosa y el ultrasonido. Los casos severos pueden requerir inyecciones guiadas por ultrasonido o cirugí­a para liberación de la fascia plantar. Recomendamos ver estos ejercicios para la fascitis plantar.

 



Suscribirme por Email al Blog

Déjanos tu COMENTARIO, ya sean dudas, recomendaciones o críticas: