Ictus y fisioterapia neurológica

ictus y fisioterapiaEntre las enfermedades vinculadas con los vasos sanguíneos que irrigan sangre al cerebro se encuentra el ictus, un padecimiento clasificado como un grupo de enfermedades que alteran al  sistema que suministra sangre al área cerebro vascular. El ictus como las patologías denominadas embolias suelen aparecer súbitamente sin embargo, suelen irse incubando desde tiempo atrás, el ictus es un problema de salud que equivale a los infartos al corazón, cambiado solo la ubicación: el cerebro.

El ictus se divide en dos tipos esenciales

  • Ictus de tipo hemorrágico que causa las hemorragias cerebrales cuando se rompe alguna vena o arteria.
  • Ictus isquémico también conocidos como infartos cerebrales producidos por la obstrucción de un coágulo sanguíneo o trombo en una arteria, generalmente los trombos se producen en el corazón y se trasladan hasta el cerebro bloqueando el flujo sanguíneo.

Las personas que sufren un ataque de ictus resienten las graves secuelas que deja y el daño cerebral es irreparable, la calidad de vida disminuye notablemente, es en estos casos donde el apoyo de los fisioterapeutas que tratan las enfermedades neurológicas son de gran utilidad para los enfermos y la familia.

Síntomas de ictus

En relación con esta enfermedad los datos estadísticos señalan que solamente el 33 por ciento de los pacientes se recuperan totalmente del ataque de ictus, otro 33 por ciento se recupera con secuelas y el resto fallece, por otra parte el 25 por ciento de la población que sufre un ataque de ictus pierde la vida en los treinta días siguientes.

La detección temprana del ictus es de importancia vital para prevenir los accidentes cerebro vasculares administrar el tratamiento médico y fisioterapéutico y los medicamentos necesarios, con ello se reducen los riesgos al máximo y la presencia de secuelas así como la mortalidad de las personas que pueden presentan los ataques.

Los principales síntomas de la enfermedad son:

  • Pérdida de fuerza en la cara, brazos y/o pierna lateral se presentan de forma brusca.
  • Se denotan trastornos en los niveles de sensibilidad, hay manifestaciones de “hormigueo o acorchamiento” en la cara, brazo/pierna laterales se presentan en forma brusca.
  • Hay pérdida súbita de la visión parcial o total en uno o ambos ojos.
  • Se modifica la expresión del lenguaje hablado, hay dificultad para articular palabras y emitir la voz.
  • Se manifiesta dolor de cabeza de pronto inicio sin causa aparente.
  • Sensación de vértigo intenso, inestabilidad corporal y desequilibrio.

La presencia de estos signos se vinculan directamente con un ataque de ictus, por lo tanto la persona debe de ser trasladada al centro hospitalario inmediatamente para su atención médica.

 

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.