Enfermedades que se asocian con la obesidad

La obesidad es una condición médica que ocurre cuando el cuerpo almacena grasa en exceso que representa un riesgo para la salud del individuo. Una persona es considerada obesa cuando su peso corporal supera el 20% del peso normal para una persona de la misma altura y el sexo (a menudo, un IMC de 30).

La obesidad mórbida por lo general significa que la persona es de 50% por encima del peso normal o tiene un IMC de 40 o superior. ¿Qué tan peligrosa es la obesidad? La obesidad es considerada la causa principal de muertes prevenibles en el mundo. Además, la obesidad puede reducir la vida de una persona a través de una movilidad limitada, la apnea del sueño, dolor de espalda baja, disfunción eréctil, incontinencia urinaria, la estigmatización social, y otras condiciones incómodas.

La obesidad está asociada con una variedad de enfermedades, incluyendo enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer, la diabetes tipo 2, osteoartritis, y el síndrome metabólico.

Los grandes estudios de salud indican que el riesgo de morir es el más bajo para las personas con un IMC de 20 a 25 (el rango “normal”). Las personas con un IMC superior a 32 tienen una tasa de mortalidad el doble que el rango normal de IMC.

La obesidad se estima que reduce la esperanza de vida entre seis a siete años en promedio. Por otra parte, el exceso de peso es un factor de riesgo importante para muchas otras enfermedades físicas y mentales.

Tener un IMC superior a 30 duplica el riesgo de una persona de la insuficiencia cardíaca congestiva y aumenta el riesgo de la hipertensión por 5 veces. La obesidad también se asocia con un mayor colesterol LDL (“malo”), y menor nivel de colesterol HDL (“bueno”).

El exceso de peso también puede conducir a la infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Además, las mujeres que son obesas durante el embarazo a menudo ven más complicaciones, como infecciones, hemorragia, y defectos de nacimiento.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos son más frecuentes en individuos con IMC más alto, y un estudio reciente encontró que alrededor del 5% de los casos de cáncer se deben al exceso de peso.

Todo el mundo reconoce las consecuencias negativas de la obesidad en la población general, curiosamente, los resultados de salud se puede mejorar sin cambios drásticos en el peso. La investigación muestra que las personas con sobrepeso en buena forma física tienen menos probabilidades de morir que las personas de peso normal que no están en forma física.

La lección es que a pesar de que el exceso de grasa corporal no es saludable, una buena forma física a través del ejercicio tiene un impacto positivo en la salud. El ejercicio y una dieta saludable pueden mejorar su salud además de hacernos perder peso.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies