Masaje Sueco, sus Beneficios y Movimientos Básicos

[yasr_overall_rating]

Hoy en día existen infinidad de técnicas para hacer masajes. Cuando vamos a darnos un masaje tradicional, el que el masajista aplica es el masaje sueco -es el típico masaje occidental-. Este es el más efectivo para relajar y preparar los músculos.

Desarrollada por el profesor de gimnasia Per Henrik Ling, quién usaba dos técnicas la “gimnasia médica” y la “cura sueca por movimiento”, que al combinarlas dieron origen al masaje sueco, los cuales incluyen tanto masajes como ejercicios físicos. Su técnica consiste en la aplicación de movimientos activos y pasivos sobre el cuerpo del paciente, los que siempre se realizan en contra de la circulación sanguínea, es decir llevando el masaje en dirección del corazón.

Beneficios del masaje sueco

Lo que se busca con este sistema es relajar y tonificar la musculatura, aliviar los dolores articulares estimular el sistema nervioso, reducir el estrés, atenuar los síntomas y dolores producidos por lumbago, purificar la piel y mejorar la circulación sanguínea. Sirve de determinados movimientos básicos que puede aplicarse en forma individual o combinada, depende de lo que necesite el paciente.

Este masaje trae consigo infinidad de beneficios para nuestra salud física y emocional. Entre ellos:

  • Ayuda a relajar los músculos.
  • Mejora la circulación.
  • Alivia dolores causados por la tensión muscular, la ciática y articulaciones.
  • Ayuda a la pronta recuperación de tejidos maltratados.
  • Estimula la piel.
  • Disminuye nervios.
  • Es bueno para bajar la ansiedad y la irritación.
  • Baja el nivel de estrés.

 Metodología del masaje sueco

  • Se acompaña con movimientos activos y pasivos, siempre en sentido contrario a la circulación para estimularla.
  • Es preferente que la persona que lo recibe esté desnuda o con ropa interior –aunque esta moleste-, tapada con una sábana dejando expuesta la zona a masajear.

 Movimientos del masaje sueco

Durante la aplicación de esta técnica hay varias combinaciones de movimientos: de brazos, piernas, cabeza, para mover las articulaciones. Entre los movimientos tradicionales de éste masaje están:

  • Effleurage: se realizan a lo largo del cuerpo en dirección al corazón, para calmar el cuerpo y calentar y calmar los músculos. Además, sirve para distribuir de manera homogénea el aceite por todo el cuerpo. Se utiliza al inicio de la sesión para permitir que el paciente se familiarice con el masaje.
  • Petrissage: Amasar el cuerpo para activar la circulación sanguínea y lograr una profunda relajación general.
  • Presión de puntos: se concentra en los puntos de dolor. Se utiliza el dedo pulgar. Presionar con los dedos del pulgar, los puntos de dolor que se manifiestan en el cuerpo debido a la excesiva acumulación de tensión, al presionarlos se produce la distensión del área afectada permitiendo una mayor relajación.
  • Fricción profunda: se alivia la tensión a través de movimientos circulares. Se fricciona el cuerpo en su totalidad con movimientos circulares, acentuando en las zonas más afectadas.
  • Rodillos: Pellizcar suavemente y como si se estuviera envolviendo en sí misma, la piel del paciente en áreas pequeñas localizadas.
  • Tapotement: Con las palmas de las manos cerradas se aplican diversas palmaditas sobre la espalda del paciente con el objetivo de activar la circulación energética del organismo, este movimiento se realiza en las últimas etapas de la sesión.
  • Cepillado: se utiliza la punta de los dedos, deslizándolos sobre el cuerpo al mismo tiempo que se presiona. Ayuda a calmar los nervios y relajar los músculos. Se aplica al final.

Dependiendo de qué tan completo sea el masaje, puede durar desde 30 a 90 minutos.

 

Ejemplo de un Masaje Sueco Completo


Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.