Consejos de Salud para Mejorar la Circulación

El bienestar integral depende de muchos factores. Hoy te contamos cómo puedes fomentar la circulación positiva. En primer lugar, conviene puntualizar que el otoño es, por sí misma, una época muy propicia para quienes tienen problemas de circulación, ya que las bajas temperaturas del verano son un factor en contra. ¿Qué puedes hacer para cuidarte y sentirte bien?

Consejos de Salud para Mejorar la Circulación

Consejos para mejorar la cirulación

  • 1. Los kilos de más son mucho más que un problema estético. También son un enemigo de salud. Por esta razón, es recomendable mantener un adecuado control del peso a través de la combinación de dos factores esenciales: alimentación saludable y estilo de vida activo. Hay un aspecto al que debes poner una atención especial. Tomar frutas y verduras de temporada.
  • 2. Caminar descalzo por la orilla de la playa también es una rutina de bienestar que, en muchos lugares, todavía es posible durante el invierno gracias a temperaturas agradables.
  • 3. Evita llevar ropa que te oprime. Elimina del armario aquellas prendas que no son de tu talla. Deja de tenerlas ahí por la esperanza de adelgazar. Utilizar ropa muy ajustada no solo es muy incómodo sino que también, dificulta la circulación.
  • 4. Haz una revisión de hábitos para eliminar costumbres negativas y abrir la puerta a otras nuevas. Por ejemplo, uno de los hábitos más dañino es el tabaco. Si llevas mucho tiempo intentando tomar la decisión, pide ayuda para olvidarte del tabaco para siempre. Solicita información a tu médico de cabecera y al farmacéutico.
  • 5. Además, también conviene evitar un error habitual en la ducha durante el otoño y el invierno. No utilices agua muy caliente. Mejor, regula la temperatura.
  • 6. ¿Sabes que el estrés es otro de los grandes enemigos de la circulación? Por tanto, intenta potenciar un estilo de vida en el que tengas rutinas de bienestar a través de la práctica de ejercicios de relajación. También puedes asistir a sesiones de yoga, escuchar música clásica y pasear por entornos naturales.

Con frecuencia, por la inercia de la prisa y de la corriente frenética del día a día, muchas veces, no hacemos el tiempo necesario para pensar en nosotros. Sin embargo, por ocupado que estés, no olvides que tu salud es un principio fundamental. Además, para fomentar la circulación cuando lleguas a casa después de un cansado día de trabajo, puedes sentarte en el sofá y poner las piernas en alto sobre una silla.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.