Consejos para Recuperarte de un Esguince de Tobillo

Una de las lesiones más incómodas es el esguince de tobillo ya que limita la comodidad de caminar. Conviene puntualizar que esta es una de las lesiones más frecuentes tras una caída o un tropiezo. Sin embargo, tan importante como un diagnóstico adecuado es que te cuides para recuperarte siguiendo las recomendaciones de tu médico.
Lo ideal es que descanses y te tomes la vida con otro ritmo.

Consejos para Recuperarte de un Esguince de Tobillo

Cuidados para proteger tu tobillo

Ahora mismo, lo más importante es tu salud. Todo lo demás resulta secundario. ¿Cómo identificar un esguince de tobillo? Si tras sufrir un tropezón te notas inflamado el tobillo y te duele en exceso la zona afectada. En algunos casos, es necesario utilizar muletas para caminar con apoyo terapéutico, sin embargo, esta decisión siempre depende del médico.

Es muy importante que si notas molestias en el tobillo acudas al médico no solo para un diagnóstico preciso sino también, para asegurarte de que no existe otro tipo de daño añadido, por ejemplo, rotura del ligamento.
La prevención es muy importante porque cuando un paciente sufre un esguince, es más vulnerable ante una posible nueva lesión durante el próximo año. Es el médico quien debe indicar al paciente si necesita un tratamiento de fisioterapia.

Una de las medidas más adecuadas para prevenir un esguince es utilizar un calzado de calidad adaptado al tipo de deporte a realizar. Además, es importante parar la práctica de la actividad física cuando surge el cansancio.
El sedentarismo es un factor de riesgo ante la posibilidad de sufrir un esguince. Por esta razón, conviene fomentar la práctica regular de ejercicio.

Además, realiza un calentamiento óptimo antes de comenzar el ejercicio físico. En la fase de mayor intensidad, el esguince produce dolor al intentar mover el pie o al apoyarlo en el suelo. Surge inestabilidad al pasear. El tratamiento de fisioterapia con la realización de ejercicios progresivos tienen la finalidad de potenciar la movilidad y el fortalecimiento de la zona dañada.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.