Costumbres que generan daño en el cerebro

Costumbres que generan daño en el cerebro

El día de hoy hablaremos acerca de los diferentes hábitos que puede generar un gran daño al cerebro. Desde la Organización Mundial de la Salud se mencionan algunas de las causas que provocan graves consecuencias.

Nuestro cerebro tiene la capacidad para realizar diferentes actividades, pero no debemos olvidar, que existen algunos hábitos que lo pueden llegar a dañar. Todos conocemos acerca de los múltiples beneficios que genera el ejercicio en la alud, pero en muchas ocasiones no estamos conscientes de los malos hábitos que dañan a nuestro cerebro todos los días, así el cerebro va envejeciendo o sufre de complicaciones mortales.

Este órgano cumple un papel muy importante, es la máquina que nos hace pensar, trabajar, realizar nuestras tareas cotidianas por eso cuidarlo es una de las prioridades que debemos tener.

Evitar el exceso de azúcares

Es importante evitar el alto consumo de azúcares. Al no tener una dieta sana y balanceada el cerebro se ve afectado generando graves enfermedades.

No desayunar

El desayuno brinda los nutrientes necesarios para conseguir todas las energías y así poder comenzar el día activo. Es importante comer los alimentos apropiados que harán que el cerebro funcione. Si no se desayuna el cerebro se encargará de enviar señales graves como el colesterol alto, la diabetes, la obesidad e incluso la aparición de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Fumar

El hábito de fumar reduce la materia cerebral y la cantidad de oxígeno que lleva al cerebro. Esto puede traer la aparición de enfermedades neurogenerativas. Por otro lado, las aminas heterocíclicas que se van liberando en la combustión del cigarrillo interfieren en la adecuada replicación del ADN generando mutaciones que generan la aparición de las células cancerosas.

Ambientes contaminados

Nuestro cerebro, para tener un correcto funcionamiento, requiere constante oxígeno, pero las sustancias tóxicas podrán interferir con el intercambio de gases y el procesamiento de oxígeno hacia las células, esto genera una reducción en la eficiencia cerebral.

Dormir poco

Las personas necesitan al menos ocho horas de sueño por la noche para que el cerebro termine descansar, a fin de que los procesos metabólicos se llevan a cabo correctamente con la energía producida, además de la renovación de las células. Al no dormir bien se genera un incremento de la muerte de las células cerebrales a corto plazo y este se mantendrá cansado y de mal humor durante todo el día.

Comer en exceso

Cuando se ingieren alimentos que el cuerpo no necesita se va provocando una acumulación de sustancias residuales en forma de grasas y endurecimientos de las arterias cerebrales, esto genera un mal funcionamiento del cerebro.

Consumo de alcohol

El exceso de alcohol puede generar que los órganos se arruine, especialmente los relacionados con el sistema nervioso, el hígado, el corazón. Esto impacta en las reacciones químicas que tienen lugar en el cerebro. Además de matar a las neuronas y reducir la velocidad con la que se trasmiten los impulsos nerviosos. En el caso de los adolescentes el exceso de alcohol provoca las llamadas fallas irreversibles que dañan el óptimo desarrollo del sistema nervioso.

Estrés

El estrés genera diferentes reacciones en el sistema nervioso, algunas de ellas reducen notablemente la capacidad mental, ademas de incrementar la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular y ataques cardíacos.

Otra cosa que debemos evitar para que nuestro cerebro funcione correctamente es la violencia, una investigación realizada por la Universidad de Londres demostró que el cerebro de los pequeños maltratados aprende a protegerse y se vuelve hipervigilante, estando todo el tiempo en un estado de alerta, no llegando a descansar nunca.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.