Estimulación en BEBÉS de 2 meses

Estimulación en BEBÉS de 2 meses
Bebes

En la siguiente entrada te daremos algunas pautas que se podrán tener en cuenta a la hora de estimular a un bebé de dos meses de vida. Tengamos en cuanta que los bebés a esta edad aún no tienen totalmente desarrollados sus sentidos, y existe una gran diferencia en la capacidad de cada sentido entre ellos.

Lo más importante para poder estimular a un bebé de dos meses es tener mucha paciencia. No se conseguirá una respuesta clara para saber si el trabajo que se está realizando está realmente funcionando. Deberemos fijarnos en los pequeños detalles que nos permitirán saber si se está teniendo éxito.

Una buena medida sería entender a este tipo de ejercicios como una excelente opción para pasar tiempo juntos, más que como una terapia obligatoria o una rutina que hay que hacer con los pequeños. Son momentos en los que el disfrute cobrará un papel protagónico, se estimulará las diferentes zonas del cuerpo, las sensaciones y los sentidos que se están desarrollando en su interior.

Mediante nuestra presencia y nuestro interés se podrá interactuar con el medio que lo rodea, estableciendo un vínculo entre ambos respaldados por la sensación de que se está actuando en su beneficio.

Acariciar su cuerpo

Una de las maneras más simples de realizar es estimulación es acariciar su cuerpo, además es algo que se hará casi de manera inconsciente. Estimular el cuerpo con las manos ayudará a que aprendan a conocer los límites físicos en relación al mundo que lo rodea.

Se deberán hacer caricias de manera delicada, alternando entre pequeños puntos de presión que buscarán llamar su atención, junto con las caricias que se irán haciendo a medida se recorre el cuerpo. Se podrá aprovechar este momento para comprobar sus reflejos, apretando las zonas como las mejillas con el dedo flexionado o la palma de la mano.

Mantener una comunicación constante

Los bebés tienen la capacidad de aprender el lenguaje simplemente observando, por eso es aconsejable interactuar con ello cada vez que hablamos con otras personas estando presentes. Es una manera de hacerlos partícipes de forma indirecta, una manera en que comenzarán a ver la manera en que se comunican entre los adultos, entendiendo e incorporando las normas básicas del lenguaje verbal y del no verbal.

A partir de los dos meses de vida el niño comenzará a hacer sonidos con el objetivo de tratar de comunicarse con los padres, ese es un buen momento para establecer un contacto visual.

Jugar con la mirada

Una buena idea es establecer juegos con la mirada. Recordemos que la vista es uno de los sentidos que más demora en desarrollarse totalmente. A los dos meses de edad el niño solo podrá ver a cortas distancias, teniendo que fijarse en patrones constantes para así poder tener una imagen completa.

Podemos mantener la mirada a pocos centímetros de su rostro o jugar con objetos que sean oscilantes, así se comenzará a estimular su visión.

Dejarlos tocar distintas texturas

Uno de los sentidos más desarrollados a los dos meses es el tacto, ellos disfrutan queriendo aplicar presión a los objetos que tienen cerca al mismo tiempo que mueven las manos. Hay que dejarlos jugar con distintos materiales, así comenzarán a explorar los límites con sus propias manos. Siempre se debe controlar cuando estén manejando algún objeto ya que los bebés tienden a llevarse las cosas a la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio