El PADRE durante el EMBARAZO ¡Fundamental!

El PADRE ¡pieza clave en el EMBARAZO!

La IDEA de incluir este apartado sobre “el padre en el embarazo” surge de una madre, solo eso nos hace ver la importancia de “él durante el embarazo”.

Durante el embarazo el padre es una parte fundamental del mismo, pues influirá mucho más de lo que cree sobre su pareja y su futuro bebé. Tal es así que puede darse incluso el EMBARAZO EMPÁTICO:

¿Qué es un embarazo empático?

Hasta ahora, la idea de que un padre puede sentir síntomas parecidos (aumento de peso, cansancio…) a los de su mujer durante el proceso de embarazo era considerada poco menos que un mito popular.

Este tipo de sensaciones se conoce como un embarazo empático, y en la actualidad existen estudios científicos que empiezan a demostrar que los embarazos empáticos pueden ser una realidad.

Padre durante el embarazo

Los sentimientos del padre ¡también influirán en el embarazo!

Sí, el padre también tiene ilusión, miedo, ansiedad, planes… y todo ello se llegará a trasmitir al feto a través de la madre.

El embarazo no es cuestión de parejas, es un equipo (madre, bebé, padre e incluso familia).

¿Sentirá el padre mareos, el movimiento del bebé, cambios de humor, miedos…? Sí, incluso puede llegar a ganar peso al comer por ansiedad o perderlo por los nervios, sin lugar a dudas, el padre será parte del embarazo.

¿Cómo influye el padre en el embarazo?

El padre no es una parte inconexa durante estos 9 meses, todo lo contrario, será una pieza fundamental en el buen funcionamiento del mismo.

Un padre podrá:

  • Dar seguridad a su pareja.
  • Tranquilizar a la madre.
  • Hablar con ella y trasmitirle lo que ambos sienten.
  • Ayudar a tomar decisiones ¿qué médico escoger? ¿Cuándo ir a las ecografías?
  • Sacar fotos de la evolución del embarazo.
  • Buscar información.
  • Pensar y planificar aspectos de la vida en familia en los que quizás ahora la madre no deba preocuparse.
  • Realizar compras necesarias en esta etapa.
  • Relajar al feto.
  • Acompañarla y animarla a andar.
  • Valorar con la madre el comenzar con su “preparación al parto” y actividad física.
  • Ir a las ecografías y clases de preparación.
  • Dejarle su espacio a ella cuando lo necesite, pero a la vez…
  • estar ahí si lo necesitas,
  • No desesperar si algo no entiende
  • No tener miedo a equivocarse
  • Tener fuerza de superación cuando algo no salga bien
  • y sobre todo… APRENDER.
  • y todo ello pensando en cuidarse él mismo, a ella y al futuro bebé o bebés.

Muchas madres piensan ¿Qué me pasará a mí? ¿Cómo estará el feto? Recuerda también en preocuparte del resto del “equipo”.

Son muchos padres los que sólo buscan información sobre “ella y el feto” sin recordar que él también puede hacer mucho en estos 9 meses.

El PADRE, gran sentimiento de RESPONSABILIDAD

Muchos padres llegan a tener grandes miedos e incluso ansiedad por ese sentimiento de responsabilidad, pensando que al ser la madre la que más de cerca “sufre” el embarazo, es él quién debe llevar el peso de otros muchos aspectos.

Sin lugar a dudas, tener un niño es una gran responsabilidad, pero ello no debe ser un freno para disfrutar.

  • Confía en que lo harás bien.
  • La responsabilidad es compartida.
  • Pide ayuda si lo necesitas.
  • No tengas miedo a equivocarte.
  • Nunca pierdas la ilusión de seguir mejorando.
  • No llegues a pensar que lo sabes todo.
  • No creas que no sabes nada.
  • Cometerás fallos.
  • Solucionarás los fallos.
  • Cometerás aciertos.
  • Aprenderás.
  • Disfrutarás.

¿El padre NO siente al bebé?

Jamás te creas esa frase, pues no sólo el padre sentirá al bebé, también será el bebé el que sienta al padre.

Es cierto que un padre tiene la opción de ni si quiera enterarse del embarazo de su futuro hijo, pero el padre que lo desee podrá llegar a sentirlo e incluso a influir sobre el bebé desde los 9 meses de embarazo.

Todo lo que hagas, sientas y actúes influirá sobre ti, sobre la madre y sobre el bebé.

Podrás sentirlo (recuerda, tenemos 5 sentidos):

  • Podrás ver las ecografías.
  • Escuchar sus latidos.
  • Tocarle el vientre.
  • Hablarle.
  • Sentir si está relajado.
  • Transmitirle tu ilusión.

Tanto el padre como el bebé se comunicarán y transmitirán información y sentimientos, esta vez el canal de comunicación será la madre.

Disfruta y participa en esta nueva etapa tan especial.

¿Un BEBÉ cambia la VIDA?

Sin lugar a dudas!!Sí!! la vida es diferente cada día, ya sea por un bebé, un trabajo o simplemente una conversación entre amigos. La vida cambia, pero eso no significa no seguir disfrutando (de tu bebé y tus pasiones)

Disfruta esta “nueva normalidad”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.