¿Qué es la epidural y para qué sirve?

Esa anestesia que te ponen durante el parto para reducir el dolor.

Fue inventada en 1921 por un médico militar procedente de Huesca llamado Fidel Pagés. Se pone a través de una punción realizada entre las vertebras de la columna. Normalmente entre la tercera y la cuarta o entre la segunda y la tercera, se bloquenan así las terminaciones nerviosas en su salida de la médula. Se coloca un cateter por el que circulará la epidural durante el parto. El pinchazo se realiza tras poner un poco de anestesia local.

Lo ideal es conseguir un equilibrio según el cual se omitan los dolores de la madre pero le permitan seguir sintiendo las contracciones que la empujan a colaborar en el parto. No obstante no es tan fácil llegar a este punto aunque cada vez se está desarrollando más la técnica, es sólo desde el año 2000 que el sistema nacional de salud español la utiliza en los partos.

El momento de poner la epidural suele ser cuando el parto ya esta en marcha, es decir, cuando ya han empezado las contracciones dolorosas y se han dilatado unos 3 o 4 centímetros. Es habitual que se lo pongan a todas las madres a pesar de que ahora hay una tendencia al parto natural y con dolor. Aunque es cierto que serán los médicos quienes valores si es mejor ponerla o no, si la dilatación ya ha superado los 8 centímetros no se debe administrar. Lo mejor de esta anestesia es que no produce somnolencia o adormecimiento y la madre puede estar en plenas facultades para “disfrutar” del nacimiento de su hijo. El no sentir dolor además elimina el posible miedo que las madres, sobretodo primerizas, sienten al enfrentarse a este último momento del embarazo. Lo peor pueden llegar a ser los efectos secundarios, presentes en cualquier otro tipo de anestesia por otro lado, como los dolores de cabeza, picores y escozores por donde entra la aguja o posibles hematomas que conllevaran algún dolor de espalda o de piernas. No obstante, el feto no sufre para nada ninguna de estas cosas.

Para evitar bruscas bajadas de tensión por culpa de esta anestesia la mujer tendrá un suero que la mantendrá hidratada todo el tiempo. Si todo el embarazo se ha desarrollado sin complicaciones el uso de la epidural ayudará a una culminación exitosa del mismo.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.