Embarazo: qué sucede en la segunda semana

Embarazo: qué sucede en la segunda semana

En la siguiente entrada te contaremos lo qué sucede durante la segunda semana de tu embarazo. La semana posterior a la menstruación es la preovulación, la misma está considerada como la segunda semana del embarazo. En esta etapa el ovario se ocupa de producir estrógenos, los que harán madurar al óvulo e incrementar el grosor del endometrio.

En estas primeras semanas todavía no se ha generado la fecundación del óvulo por el espermatozoide, el cuerpo de la mujer se ira preparando para que esto sea posible. En la segunda semana por lo general no existe ningún síntoma diferente a los que sientas normalmente en las dos primeras semanas del ciclo menstrual.

Si estás buscando quedar embarazadas en esta etapa seguramente estarás poniendo en práctica algunos consejos para tener un embarazo saludable. Seguramente el médico ya te habrá recetado ácido fólico, además habrás comenzado una dieta sana y equilibrada, habrás dejado de lado el alcohol y el tabaco.

Desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia aconsejan que las mujeres que estén buscando quedar embarazadas realicen una visita el médico para que le brinde asesoramiento acerca de la mejor forma de planificar el embarazo.

A partir de la segunda semana de embarazo se desarrollará lo que se denomina embrión, que tiene una cabeza, un tronco y una cola rizada. En esta semana parecerán dos pequeñas cavidades oculares y se formarán las orejitas y los ojos entrarán en una fase primaria.

Tengamos presente que en estas primeras semanas son muy importantes ya que el embrión empieza a desarrollar las bases del órgano, los rasgos propios y el sistema nervioso. Además, se van generando el espacio para los músculos, huesos, pulmones, intestinos, sistema digestivo. Se desarrollará el tubo neural, un tubo al descubierto sin piel ni huesos que se convertirá en su cerebro la médula espinal, la columna vertebral y el sistema nervioso.

También se comenzará a formar la placenta, el órgano que estará destinado a nutrir al bebé en los próximos meses de embarazo.

Se estima que el volumen de sangre se incrementará en un 50 por ciento con el fin de afrontar la necesidad de oxígeno del feto que crece en el interior. Dentro del cuerpo de la mujer se creará un sitio seguro para que el feto se pueda desarrollar, protegido y cuidado del mundo exterior.

Pasadas las dos semanas del embarazo se podrán comenzar a sentir algunos síntomas típicos del embarazo. Podrían aparecer las nauseas, vómitos, el tamaño de los pechos comenzará a crecer. Otras mujeres no tienen ningún cambio en el cuerpo.

El cuerpo de la mujer también comenzará a tener cambios. El estrógeno empezará a dar señales al utero avisandole del nuevo embarazo. El útero se encargará de formar una especie de forro en donde se implementará el huevo y comenzará a crece la placenta que nutrirá al bebé.

Como consecuencia de esta implementación es posible que durante las primeras semanas del embarazo se generen manchas color marrón en el flujo. Pueden aparecer algunas punzadas en los laterales del abdomen.

En el momento en que los huevos se encuentren listos para la fertilización comenzarán a soltar folículos para comenzar su jornada por las trompas de Falopio, donde se encontrarán con el esperma.

Los expertos en la materia señalan que el sexo del bebé se determina en el momento de la fertilización, lo que puede darse al finalizar la segunda semana. De los 46 cromosomas que forman el material genético del bebé, dos cromosomas, uno del óvulo y otro del espermatozoide determinarán el sexo del bebé.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.