Primera Semana de Embarazo: El Embrión y la Madre

Muchas mujeres pasan la primera semana del embarazo sin haber confirmado su situación, en esta etapa el desarrollo del embrión aun no ha empezado, si bien muchos sistemas y mecanismo ya se pusieron en marcha.

En esta semana no se generan todos los síntomas típicos del embarazo, pero existe una fecha que resulta determinante: el primer día de la última menstruación, ya que se contará como el primer día de embarazo.

Si bien la mujer está atravesando la primera semana de embarazo la concepción recién llegará dos semanas más tarde, cuando se empiece a generar el desarrollo embrionario, coincidiendo con el periodo de ovulación.

Estos días coinciden con el periodo, en ellos la membrana del útero se preparará para el embarazo. Si el embarazo no se produce la membrana se desprenderá y tendrá lugar la menstruación.

En la primer semana comenzará la disposición de las hormonas para la ovulación, que tendrá lugar al llegar la segunda semana. Por esa razón la glándula pituitaria, que se encuentra en la base del cerebro, genera una hormona encargada de estimular el desarrollo de los folículos, los cuales contienen los óvulos en diferentes fases de maduración. Los folículos se encargarán de la generación de estrógenos, hormona que genera que la glándula pituitaria también genere la hormona luteinizante, encargada de la ovulación.

Los niveles de estrógeno y de progesterona aun se mantendrán bajos, así los músculos del cuello del útero se relajarán, ayudando a que se abra el canal uterino y la mucosa volverá se ser más fluida, esto favorecerá a que el espermatozoide se pueda desplazar con mayor facilidad, ayudando en la concepción y un mejor desarrollo embrionario.

El embrión en la primera semana de embarazo

primera semana de embarazoLa primera semana de gestación suele ser una de las que menos en cuenta se tiene.

La mayoría de las veces la primera semana, e incluso las 3 o 4 semanas siguientes suelen pasar prácticamente imperceptibles para la madre, que no notará los profundos cambios que se están preparando en su cuerpo hasta que le falte el primer periodo y se realice en consecuencia un test de embarazo.

Lo primero que ocurre, como es bien sabido, es esa unión de las células sexuales de la madre y del padre. El óvulo y el espermatozoide se encuentran en la fase formando así una sola célula que en unos meses se convertirá en el bebé.

Al día siguiente de que haya tenido lugar la fecundación el óvulo ya comienza a dividirse formando dentro de sí las células que formarán el embrión. Durante estos primeros días, el óvulo forma una bola repleta de células que se van multiplicando. Al final de este ciclo, que dura aproximadamente una semana, el óvulo ya ha fabricado más de 100 células. Al cabo de unos días estas células comienzan a dividirse formando dos grupos: uno exterior y otro interior.

El grupo de células que forma la parte exterior se convertirá en la placenta, y las células que formen la parte interior formarán al embrión. A partir de esta semana, el embrión comenzará a descender para llegar al útero.

La madre en la 1ª semana del embarazo

Primera semana de embarazo

Si el embarazo no es programado es más difícil, pero si la madre está esperando quedarse embarazada, ya sea a través de técnicas médicas de fertilidad o mediante la unión natural, podrá notar en algún momento un ligero “calambre” que será la señal de que el óvulo ha comenzado a desarrollarse, no será hasta más adelante que empiece a notar pequeños síntomas como aumento del tamaño de los pechos, nauseas, vómitos, o fatigas (casi nunca en la primera semana), muchas ganas de orinar y alteraciones s repentinas de humor debido a los cambios hormonales.

Los cambios internos

Durante los primeros siete días de embarazo se podría notar una mayor sensibilidad en los pechos, mayor cansancio y sueño, en algunas mujeres se puede ver un cambio en el estado de ánimo. La realidad es que estos síntomas se intensificarán con el paso de los días. Otros síntomas frecuentes en las primeras semanas es la necesidad de orinar más, presión en las caderas y en la pelvis.

A partir de este momento y hasta llegar a finalizar el embarazo es muy importante realizar las visitas periódicas al médico ginecólogo, los controles prenatales, ecografías, pruebas diagnósticas. Es importante ser constante y tener paciencia. Todos estos controles serán beneficiosos tanto para la mamá como para el bebé.

¿Qué se deberá hacer en esta etapa?

Para comenzar, si estas planificando un embarazo es necesario realizar una revisión médica completa. Normalmente será necesario la realización de una ecografía ginecológica, análisis de sangre y orina, mamografía. Si se está frente a un embarazo precoz (menor de los 16 años de edad) sería fundamental recibir apoyo psicológico si se considera necesario.

Las mujeres deberán tener su calendario de vacunación completo, estar vacunada contra la rubeola y varicela, en el caso de que no se las tenga seguramente el médico aconsejará dárselas y esperar un mes para quedar embarazada.

Si la mujer sufre alguna enfermedad previa, por ejemplo, diabetes, hipertensión, epilepsia, hiper o hipotiroidismo, cáncer, podría necesitar un tratamiento médico adicional.

Es muy importante que una mujer que busque un embarazo o ya esté atravesando esta etapa tan linda e importante lleve hábitos saludables y una correcta alimentación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.