Consejos para Cuidar a un Anciano. Movilidad y Evitar Caí­das

Cuidar a las personas mayores es gratificante, pero también duro, y para ello hay que saber algunos consejos para vivir con un anciano.

En este artí­culo, daremos algunos:

consejos para la movilidad del anciano

Movilidad de la persona mayor o enfermo:

La movilización comporta una serie de ventajas al organismo, como buena condición fí­sica, muscular y ósea, mejor asimilación de la dieta ingerida etc. Las dificultades para moverse no son importantes solo para el enfermo sino también para las personas que les cuidan, ya que pueden llegar a sufrir lumbalgias, dorsalgias por maniobras incorrecta de mecánica corporal. Por ello hay que seguir estos consejos:

  • Debe tomar precauciones como acompañar a la persona evitando las alfombras.
  • Utilice ayudas adecuadas como bastones, muletas, andadores.
  • Aní­mele a realizar ejercicio fí­sico, adecuado a las caracterí­sticas de la personal a la que cuida.
  • Usar sillas altas, firmes y con brazos, no sentarlo en sofás o sillones blando.
  • No tire a la persona de los brazos o piernas. Sosténgale su tronco o caderas.
  • Un cinturón de t5raslado ancho alrededor de la cintura le dará un control mas seguro.
  • Pidale que se mueva a la parte delantera de la silla. Bloquee las rodillas de la persona con sus rodilla.
  • Coloque sus brazos alrededor de la cintura de la persona. Pidale que se incline hacia delante y si puede, pidale que use sus brazos para empujarse hacia arriba.

Para ayudar a la persona a levantarse de la cama:

  • Nunca le tire de los brazos para sentarlo.
  • Pidale que se mueva hacia el lado de la cama
  • Ayúdelo a que se ponga de costado, de cara hacia usted.
  • Saque sus pies por el borde lateral de la cama
  • Pí­dale que se levante afirmándose en el codo, empujando hasta sentarse.
  • Para ayudar a levantarla del suelo, acerque una silla. Pí­dale que se ponga de costado, luego que se ponga de rodillas y que se ayude del asiento de la silla para levantarse.

Hábitos y actitudes adecuados para evitar las caí­das del anciano:

  • Al levantarlo de la cama, hágale que apoye los dos pies en el suelo, que incorpore el cuerpo y mantenga la cabeza alta, permaneciendo sentado unos minutos. Si no se siente mareado indí­quele que ya puede levantarse.
  • En el inodoro: si ha realizado esfuerzos para evacuar el intestino, antes de levantarse es aconsejable que permanezca unos segundos con la cabeza inclinada entre las rodillas.
  • Al vestirse: indiquele que se ponga la ropa interior, medias, faldas, pantalones, etc. Sentado en la cama.
  • Aconséjele que, al mover la cabeza, evite los movimientos bruscos y que haga todos los dí­as suaves ejercicios de rotación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.