En qué consisten las pruebas de esfuerzo (Parte II)

En qué consisten las pruebas de esfuerzo

Un segundo artículo en el que hablaremos acerca de las diferentes pruebas de esfuerzo que pueden realizar los pacientes. Aprovechamos la oportunidad para invitarte a leer el artículo anterior en el que comenzamos a hablar acerca de la importancia de este tipo de estudio.

Te recordamos que la ergonometría o prueba de esfuerzo es un test de valoración funcional que realizan los deportistas, mediante este ejercicio se observan distintos valores cardíacos y respiratorios.

Diferentes pruebas de esfuerzo

Existen diferentes pruebas de esfuerzos, hablaremos de ellas a continuación. Lo ideal es realizar una prueba de esfuerzo tanto en tapiz como en cicloergómetro, esto dependerá de las necesidades específicas de cada persona o del deporte que se practique.

La prueba de esfuerzo es el procedimiento más adecuado para conseguir un diagnóstico de salud deportiva, establecer el estado de forma y poder detectar los umbrales de entrenamiento y la competición.

Es una de las pruebas más usadas dentro de la medicina deportiva que busca la valoración de la respuesta del organismo en el momento de ejercitarse.

Dentro de las pruebas de esfuerzo con gases encontramos la ergoespirometría. Se trata de una prueba que determina el intercambio ventilatorio a respiración, que nos permite conocer el consumo máximo de oxígeno, la producción de carbónico, considerando los umbrales y ciertos parámetros fisiológicos.

En los últimos tiempo se han incorporado la monitorización telemétrica, que cuenta con una mayor exactitud, se trata de una medición de última generación que aporta gran comodidad para la persona ya que se realiza sin cables.

La electrocardiografíaía nos ayuda a determinar si el corazón está funcionando normalmente o si sufre anomalías, por ejemplo, latidos extra o saltos o si se tiene una arritmia cardíaca. Este estudio indica la existencia de bloqueos coronarios arteriales, durante o después de un ataque cardíaco.

El estudio se podría emplear para detectar alteraciones electrolíticas de sodio, potasio, calcio, magnesio, etc. Permite la detección de anormalidades conductivas. Ayuda a mostrar la condición física de los pacientes en el test de esfuerzo. Brinca información acerca de las condiciones físicas del corazón, por ejemplo, hipertrofia ventricular izquierda.

La espirometría es un estudio simple de realizar gracias al que se podrá valorar en manera básica la función pulmonar, con el cual se podrá valorar la capacidad pulmonar y la respuesta frente a determinados ejercicios.

El estudio denominado antropometría se enfoca en una realización de un estudio de la composición corporal mediante unas medidas con las que se obtienen los índices de musculación y de grasa corporal. Gracias a estas medidas nos permitirán establecer el peso ideal y el nivel de musculación óptimo para cada tipo de deporte.

Y, por último, nos referiremos a la supercompensación. El entrenamiento tiene con objetivo un estado de fatiga, que después de una óptima recuperación se genera un nuevo y mejor estado para poder ir a otro entrenamiento. Para incrementar el rendimiento será necesario estudiar el punto ideal de supercompensación para comenzar el siguiente entrenamiento.

Recuerda siempre consultar con los médicos quienes te aconsejarán para que puedas alcanzar las mejores metas deportivas.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.