Fisioterapia, alcances y características a tener en cuenta

0

La fisioterapia es una disciplina de la ciencia de la salud que se ocupa de tratar terapéuticamente y con ejercicios de rehabilitación no farmacológica, aquellas lesiones y dolencias del cuerpo a nivel muscular y también óseo.

Tiene como objetivo diagnosticar, prevenir y tratar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio de la electricidad, el ultrasonido, el láser, frío, calor, agua, y además técnicas manuales como estiramientos, masajes y tracciones.

Asimismo, el gran propósito de esta disciplina es facilitar el desarrollo, mantenimiento y recuperación de la máximas funcionalidad y movilidad del individuo. Teniendo en cuenta que la fisioterapia fundamentalmente está orientada para aquellas personas que sufren dificultades para realizar actividades de la vida cotidiana.

El fisioterapeuta es un profesional de la salud que debe estar habilitado, capacitado y autorizado para evaluar, examinar, diagnosticar y tratar las deficiencias que el paciente presente a nivel muscular y a su vez las limitaciones funcionales y discapacidades que éste presente.

Para ello es fundamental su formación académica pero también su experiencia en tratar lesiones de esas índoles. El aprendizaje académico incluye contenidos sobre los sistemas cardiovascular, endocrino, pulmonar, metabólico, gastrointestinal, genitourinario, musculoesquelético y neuromuscular. A su vez, también prepara al profesional sobre condiciones médicas y quirúrgicas vistas con más frecuencia por el fisioterapeuta.

También, existen tres funciones básicas que todo fisioterapeuta puede ejercer. Estas son la asistencial, la docente e investigadora y la de gestión.

La función asistencial, como profesional sanitario, se refiere al tratamiento que él puede realizar con el fin de prevenir, curar y recuperar, por medio de técnicas propias de la fisioterapia. Esto mismo implica un diagnóstico previo de cada paciente, y luego de ello diseñará un plan terapéutico acorde a las necesidades de cada persona. Hay que destacar que la herramienta principal de cada fisioterapeuta es su propia mano, y en consecuencia la terapia manual.

La función docente o investigadora consiste en proporcionar una formación cualificada a sus alumnos en el marco de la universidad y adaptarse a los nuevos avances científicos y tecnológicos, para así proporcionar una formación permanentemente actualizada y participar y fomentar estudios de investigación propios a su disciplina.

Mientras que la función de gestión abarca la participación en gabinetes o centros de fisioterapia donde realiza su actividad sanitaria, por supuesto, variando esto según la legislación vigente de cada país. En esto se puede incluir la docencia, la investigación, la planificación, dirección, la administración, evaluación y asesoramiento, auditoría y todos aquellos temas que sean de incumbencia de esta disciplina, tanto en el ámbito sanitario como en el de la docencia, ya sea dentro de lo público como de lo privado.

Todas estas cuestiones competen a un profesional de la fisioterapia. La cantidad de ocupaciones que él quiera realizar y en los campos en los que se quiera desarrollar variarán según los intereses y capacidades de cada uno. En líneas generales, es una profesión que permite amplitud de caminos y opciones para que cada uno de sus profesionales encuentre su mejor lugar para desarrollar sus tareas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here