Que esperar en tu primera visita al fisioterapeuta en la adolescencia

0

Por lo general, siempre se recomienda primero visitar a un medico para que nos indique una correcta derivación para que un fisioterapeuta pueda evaluarte y tratarte. Si tienes menos de 18 años de edad y vas a un hospital o una clínica, es conveniente que la primera vez vayas acompañado de uno de tus padres o un tutor. No solo contarás con su apoyo y tendrás alguien con quien hablar acerca de tu experiencia, sino que contarás con alguien que puede ayudarte a hacer los ejercicios en tu casa. En este post te contamos todo lo que puedes pasar en tus primeras visitas

Lo más probable es que visites al fisioterapeuta en una clínica o un consultorio especializado. Existen algunos fisioterapeutas trabajan en las escuelas, ayudando a los estudiantes con lesiones, discapacidades o afecciones crónicas (a largo plazo). Cuando vayas a las citas de terapia física, intenta llevar vestimenta holgada y calzado deportivo para que el profesional pueda medir correctamente tu fuerza y tu amplitud de movimiento. Si tienes un problema en la rodilla, es conveniente que lleves pantalones cortos a la visita para garantizar la accesibilidad

Durante la primera visita, el fisioterapeuta evaluará tus necesidades y tal vez te pregunte cómo te sientes, si tienes dolor y qué nivel de dolor sientes en una escala del 0 al 10. Es importante que seas totalmente honesto con el fisioterapeuta para que pueda tratar adecuadamente tu afección de la manera correcta

Con los resultados del examen y las recomendaciones de tu médico, el fisioterapeuta creará un plan de tratamiento. En muchos casos, el fisioterapeuta comenzará el tratamiento durante la primera visita e incluso te dará ejercicios para que hagas en el hogar.

Probablemente, el fisioterapeuta te pida que hagas estos ejercicios mientras estás en el consultorio para asegurarse de que sepas cómo hacerlos cuando estés solo. Muchos fisioterapeutas les dan a los pacientes un papel con ejercicios por escrito para que recuerden qué deben hacer y en qué orden (si esto es importante). Asegúrate de respetar el plan; el mayor beneficio de la terapia física se obtiene con las rutinas que los pacientes hacen en su hogar.

No tengas miedo de pedir una explicación si no comprendes bien un ejercicio que debes hacer en tu casa. Es fácil sentirse confundido o abrumado por la cantidad de información durante una primera sesión de tratamiento; muchas personas (incluso los adultos) se sienten de este modo.

Habla con el fisioterapeuta sobre el modo en que se deben sentir los ejercicios; por ejemplo, si es normal que sientas un poco de dolor o sensaciones fuera de lo común, y si debes dejar de hacer el ejercicio si esto ocurre.

A algunas personas les gusta llevar un registro de su avance durante la fisioterapia y toman notas de la frecuencia con la que hacen los ejercicios, cómo se sienten y qué sensaciones cambian. Esto te ayudará tanto a ti como al fisioterapeuta para monitorear tu tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here