Beneficios de la FISIOTERAPIA para la salud

Beneficios de la FISIOTERAPIA para la salud

La fisioterapia es una excelente opción para mantener la salud de los pacientes, mediante las técnicas empleadas, los ejercicios y los métodos usados en la fisioterapia se obtendrán beneficios de varias maneras. El día de hoy te contaremos acerca de los beneficios de la fisioterapia.

La fisioterapia permite combatir los síntomas de algunas patologías. Las técnicas que se emplean ayudarán a aliviar el dolor y la inflamación de las lesiones musculares, articulaciones, además de mejorar ciertas enfermedades de la piel como la ictericia, psoriasis y acné.

Previene molestias y enfermedades. Muchos de los ejercicios que se realizan en fisioterapia tienen el objetivo de reeducar conductas posturales y mejorar el organismo y así evitar molestias y enfermedades futuras en personas que tengan riesgos por determinados factores como deformidades en la columna.

Permite frenar las consecuencias de las enfermedades degenerativas. La fisioterapia se encuentra indicada para frenar el impacto de algunos efectos generados por enfermedades degenerativas y lesiones cerebrales. Gracias al uso de la fisioterapia neurológica se pueden mejorar afecciones del sistema nervioso vinculadas con el tono postural y los patrones neuromotores patológicos, mientras que gracias a la fisioterapia respiratoria se podrán conseguir beneficios en el sistema respiratorio generadas por enfermedades degenerativas.

La fisioterapia fortalece el organismo. Se refuerzan las estructuras de los músculos, huesos y articulaciones ayudando en la amplitud de movimientos y la flexibilidad, lo que previene lesiones y una recuperación más veloz. También capacita al cuerpo para tolerar mejor el ejercicio ya que, por medio de distintas técnicas, se puede incrementar la resistencia.

Incrementa el bienestar y la calidad de vida. Sin lugar a dudas este es uno de los principales fines de la fisioterapia. Los expertos en esta materia no sólo se encuentran capacitados para prevenir, diagnosticar y curar sino que también tiene la capacidad de ayudar a modificar las barreras ambientales en el ámbito domestico y laboral con el objetivo de facilitar el acceso a todas las actividades sociales posibles.

Existe otro tipo de herramientas que emplean los fisioterapeutas son las vinculadas con los agentes naturales y físicos.

La electroterapia y la ultrasonoterapia son técnicas que se basan en la aplicación de corrientes eléctricas o ultrasonidos sobre distintas partes del cuerpo con el fin de potenciar la acción neuromuscular, mejorar el trofismo y poder actuar como antiinflamatorios y analgésicos.

Termoterapia y crioterapia: son métodos que emplean calor y frío para poder aliviar los dolores reumáticos crónicos y agudos y los cólicos viscerales. La crioterapia ayuda como antiinflamatorio y analgésico en el caso de lesiones como los esguinces.

En la hidroterapia se usan técnicas que emplean el agua como un método terapéutico, se incluye la talasoterapia y la hidrocinesiterapia. La hidroterapia tiene la función de reducir la inflamación y el dolor, dilatar los vasos sanguíneos y relajar los músculos, además mantener un efecto antiespasmódico.

Y, por último, nos referiremos a la mecanoterapia y a la presoterapia. La mecanoterapia se refiere a los tratamientos en los que se emplean aparatos mecánicos con pacientes con minuscalías, pacientes que tengan la necesidad de usar prótesis o niños ostetizados. La presoterapia tiene lugar mediante el empleo de máquinas que realizan un masaje compresivo a través de unas perneras especiales que ayudan a expulsar el exceso de líquido y mejoran notablemente la circulación. Ideal para las personas que tienen varices y edemas.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.