FISIOTERAPIA DEPORTIVA y sus principales beneficios

La fisioterapia deportiva forma parte de las necesidades básicas para los deportistas profesionales, ya que se trata del trabajo físico relacionado con prevenir lesiones y recuperar el funcionamiento óptimo en caso de enfermedades o golpes. Está dividida en tres vertientes, conectadas entre sí, pero centrada cada una en las diferentes fases del esfuerzo físico que hacemos con nuestro cuerpo al practicar algún deporte.

El tratamiento de las lesiones, que pueden ser originadas por sobrecargas o contracturas musculares hasta inflamación de tendones, esguinces o roturas de la fibra muscular, entre otras. La rehabilitación post-operatoria, luego de una operación quirúrgica el organismo requiere una serie de tratamientos y ejercicios específicos para ir recuperando poco a poco su movilidad y tonicidad habitual. Y la prevención de lesiones deportivas, entendiendo este trabajo de los fisioterapeutas como uno de los más importantes a nivel deportivo ya que permite mantener el cuerpo siempre en las mejores condiciones y reducir al mínimo posible las lesiones que son un riesgo siempre presente en la práctica deportiva, y en la profesional más aún.

La fisioterapia del deporte

Cuando hablamos de fisioterapia deportiva nos referimos a una especialidad orientada de forma específica al tratamiento de lesiones y patologías físicas que pueden desencadenarse por la práctica de gimnasia o de cualquier disciplina deportiva. Al haber muchos tipos de deportes diferentes, la fisioterapia deportiva se centra en los tratamientos y ejercicios específicos para recuperar y prevenir lesiones originadas por cada disciplina en particular.

Los corredores, por ejemplo, tienden a desarrollar fascitis plantar o sobrecargas en los músculos; en el caso de los tenistas es habitual tratar tendinitis en los hombros, en las muñecas o codos; mientras que en el caso de los que practican esquí, lesiones muy reiteradas son las esguinces de tobillo o rodilla, o las luxaciones.

En la fisioterapia deportiva se utilizan distintas técnicas para el tratamiento de las lesiones, siempre partiendo de un correcto diagnóstico que permita conocer el estado inicial del organismo para avanzar paso a paso en el procedimiento de recuperación. La gravedad de la lesión también influye en el tipo de tratamiento y el nivel de exigencia que tendrán los diferentes ejercicios. Cada paciente es diferente y puede haber variaciones importantes sobre el tiempo de recuperación y la intensidad de los ejercicios necesarios para recuperar al 100% la movilidad y fortaleza de los músculos y tendones.

Además de las técnicas tradicionales de la fisioterapia, los fisioterapeutas deportivos profesionales también trabajan con tratamientos alternativos que van desde el uso de infrarrojos hasta amasamiento manual o la electroterapia para músculos.
El masaje deportivo es una variante puntual de los clásicos masajes relajantes pero que centra su atención en la recuperación de la masa muscular luego de una lesión u operación quirúrgica. También es habitual el uso de vendas musculares, conocidas también por su nombre en inglés: kinesiotaping. Los deportistas de primer nivel tienden a utilizar este tipo de vendaje que los ayudan en la recuperación mientras que les permiten regresar a las rutinas de entrenamiento en menor tiempo, siempre con el cuidado y el seguimiento de un profesional especializado en fisioterapia deportiva.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.