Masaje tailandés

Masaje tailandes

El masaje tailandés es considerado un arte milenario, que combina técnicas delicadas y efectos contundentes. Su método une la danza con presiones, balanceos, estiramientos y deslizamientos. Además, se lo toma como una práctica espiritual, ya que tanto el que da el masaje, como quien lo recibe, logran más que la relajación.

A través de esta técnica, se puede viajar hacia el adentro y conectarse con nuestra naturaleza, debido a la relajación física y el silencio mental al que nos conlleva. Al ser una práctica de sanación, se basa en la circulación de la energía en el cuerpo a través de los denominados senderos, Líneas Sen para los tailandeses.

Las diferentes culturas orientales tienen su paralelismo a esta técnica tailandesa. Para los chinos esa energía se llama Qi o Chi y, para desbloquear esos canales energéticos o meridianos, existen diversas disciplinas: Qi Gong, Taichi, acupuntura, entre otras. Para los hindúes la energía es prana y nadis son los canales por donde circula esta, la práctica es denominada “Yoga para perezosos”, debido a las posiciones del yoga que se utilizan para su realización. Para los japoneses la energía es Ki y se practica a través del Reiki.

El masaje tailandés reúne la esencia de técnicas orientales, como ser elementos del Shiatsu (masaje japonés) y del Ayurvédica (masaje indio). A través del contacto físico se logra un equilibrio energético, lo que facilita que nuestro cuerpo se llene de energía vital y tengamos una óptima salud física, mental y espiritual.

Beneficios del masaje tailandés

Como todo método y tipo de masajes, este también tiene sus beneficios:

  • Disminuye el estrés
  • Relaja
  • Da serenidad
  • Da paz
  • Armoniza el sistema energético
  • Ayuda a incrementar la flexibilidad física y mental
  • Regula funciones endocrinas
  • Fortalece el sistema inmunológico

Cómo practicarlo

Este masaje se practica vestidos. El ambiente puede ser un espacio natural o acondicionado para crear un estado de comodidad, calidez y seguridad. Además, se puede acompañar con música y algún aroma relajantes y luz tenue.

Se lo practica de forma lenta, dinámica y rítmica, utilizando los dedos, las manos, las rodillas, los codos y los pies para los estiramientos y presiones. Además, se usa la respiración del otro como un recurso energético.

Objetivo del masaje tailandés

Su objetivo es armonizar y estimular la energía del cuerpo, y a la vez, equilibrar las funciones de los 4 elementos: Tierra que son las partículas sólidas como los huesos y los músculos; Agua que son la sangre y las secreciones; Fuego son la digestión y el metabolismo; Aire la respiración y la circulación sanguínea.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.