Diferencias entre un masajista y un fisioterapeuta

0

En numerosas ocasiones, a la hora de tratar una lesión o un dolor muscular o en las articulaciones, escuchamos recomendaciones de fisioterapeutas y masajistas. Esto ha generado que se confundan los roles y los alcances de estos tratamientos, por eso hoy analizaremos cuales son las diferencias principales a la hora de entender qué puede hacer un masajista por nosotros, y dónde están las claves del trabajo de un profesional de la salud como el fisioterapeuta.

Profesionales con mayor alcance

El fisioterapeuta no solamente es un masajista. En primer lugar, el masajista realiza sus actividades persiguiendo como objetivo una mejora estética, relajante o de placer. También hay algunos tipos de masajes con características curativas, pero el fisioterapeuta únicamente trabaja con los pacientes cuando hay una dolencia. El fisioterapia, además de masajes, emplea otras técnicas que abarcan desde la hidroterapia hasta la termoterapia o la electroterapia.

Los fisioterapeutas utilizan medios físicos para el tratamiento del dolor y los síntomas del paciente. Pueden realizar ejercicios terapéuticos y manuales a partir de técnicas fisioterápicas, pero también tienen un rol educativo y de divulgación para el asesoramiento de la población y de otros profesionales que puedan llevar adelante las actuaciones necesarias para mejorar la calidad de vida y evitar nuevas lesiones o dolores en los pacientes.

Los tratamientos propuestas por un fisioterapeuta buscan que las personas estén alejadas el menor tiempo posible de sus rutinas cotidianas. Posteriormente a la fase de recuperación de una lesión, se trata de poner los conocimientos en acción para que los pacientes puedan ir recuperando el control de su cuerpo y adaptar sus limitaciones a las tareas de la vida cotidiana.

¿Qué técnicas concretas emplea la fisioterapia?

El desarrollo adecuado de las funciones de un fisioterapeuta incluye el desarrollo de diferentes mecanismos para mejorar y optimizar el funcionamiento de los sistemas del cuerpo. La cinesiterapia, electroterapia y mecanoterapia son las principales técnicas que destacan a un fisioterapeuta de un masajista, ya que sus conocimientos van más allá de los masajes.

Mientras que la fisioterapia se utiliza a nivel hospitalario, geriátrico, spa y balnearios, la masoterapia principalmente aplica a centros de belleza, spas y centros deportivos. Las consultas privadas de masajistas también son bastante habituales.

¿Cómo se forman los masajistas y los fisioterapeutas?

Mientras que la fisioterapia es una rama de la medicina y requiere una diplomatura universitaria; la masoterapia es una formación que se realiza en escuelas técnicas, el acceso a estas no está limitado por estudios superiores postobligatorios. Sin embargo, las escuelas que la imparten están acreditadas por la Comisión de Acreditación de Terapia de masaje.

La formación de un masajista está mucho más centrada en un aspecto técnico y físico que busca la relajación de los músculos y las articulaciones, mientras que la fisioterapia analiza el funcionamiento complementario del cuerpo y sus diferentes aspectos. Masajistas y fisioterapeutas comparten puntos en común, pero al final del día la principal diferencia es que el fisioterapeuta es un actor de la medicina, y el masajista aborda la curación de dolencias físicas o una finalidad estética o relajante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here