La música en el masaje

La importancia de la música al recibir o dar un masaje es importante debido a que crea una necesidad de comunicación y estimula el desarrollo de la sensibilidad y creatividad, cuando se escucha de fondo, puede marcar la técnica que se llevará a cabo, marcando los ritmos  y aportando a la persona que se está masajeando mayor sensación de relajación y bienestar, si es que se esta dando un masaje para desestresar los músculos. No solo sirve para llevar un ritmo sino que ayuda a llevar una mejor concentración, además de relajar sus músculos, regular su respiración y tratando de olvidar los problemas de la persona que recibe el masaje. Por lo tanto se será  más fácil la movilidad de los miembros.

Gracias a la música se conseguirá un efecto sobre el sistema nervioso de relajación y debido a esto, mejorarán las tensiones musculares, dejando paso a un mejor trofismo (desarrollo, nutrición y mantención de la vida de los tejidos) y aumento de oxigenación.

Durante la sesión de masaje es aconsejable ambientar la sala con música relajada, pausada y de ritmo lento, de preferencia  música clásica o instrumental, eso con el motivo de no despertar el de seo de cantar. Contribuye sin duda  en una concentración más rápida, tanto del paciente como del terapeuta, por lo tanto disminuye la tensión al liberar las energías negativas. Cuando se busca elegir la música se recomienda no dejar de lado el gusto del paciente, teniendo como opciones:

  • Música clásica pausada.
  • Música con sonidos ambientales naturales, como sonido del mar, del bosque.
  • Música en otro idioma como baladas.

La música ayuda tanto al masajista como al masajeado, por lo tanto es un beneficio para ambos, ya que no solo sirve para llevar el ritmo en el masaje sino en la relajación de ambos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.