Técnica CYRIAX de masajes transversos profundos

0

En el mundo de la fisioterapia se habla acerca de la técnica de masajes Cyriax. ¿En qué consiste? ¿Para qué casos se recomienda? Hoy exploramos la información principal de esta maniobra específica de masajes creada por el doctor ortopedista británico James Cyriax, y que también se ha popularizado con el nombre de técnica de masaje transverso profundo.

Se utiliza mucho en el ámbito de la terapia manual y física, principalmente para tratar lesiones de tendones y ligamentos, pudiendo además extenderse al tratamiento de otros tejidos de tipo conjuntivo a lo largo del cuerpo humano. A lo largo de los años se ha ido perfeccionando y aumentando en la precisión de su área y alcances de trabajo.

Características especiales de la técnica Cyriax

La primera característica diferenciadora de la técnica Cyriax es que se realiza masajeando de forma transversal (perpendicular) a la dirección de las fibras de los tejidos. La segunda, es que es un masaje específico de tejidos profundos, por eso su gran efectividad para el tratamiento de lesiones en tendones y ligamentos.

Los criterios básicos de aplicación de la técnica Cyriax

A la hora de aplicar la técnica de masajes Cyriax, se deben considerar tres criterios fundamentales: primero que cualquier dolor precede de una lesión; segundo que el tratamiento, para su eficacia, debe realizarse sobre dicha lesión; y tercero, que el objetivo final del tratamiento con estos masajes es curar o reparar dicha lesión. No se busca reducir el dolor simplemente, sino ayudar en la recuperación definitiva que permita recuperar en forma óptima el movimiento y el trabajo de la zona muscular afectada.

Los tejidos blandos y el proceso de curación

En caso de ocurrir una lesión traumática o de tipo degenerativo, se ponen en marcha una serie de mecanismos que el organismo lleva adelante para intentar reparar la lesión. Este procedimiento biológico tiene 3 partes:

1. Fase inflamatoria / aguda inicial. En esta etapa se percibe la inflamación de la zona afectada, aumenta el aporte de sangre en la zona y hay extravasación del líquido en la zona, por lo que aparece el edema.
2. Fase de reparación tisular. La inflamación empieza a disminuir y empieza a actuar el colágeno como fibras que buscan reparar el tejido dañado. Esta etapa comienza aproximadamente a los 7 días de producida la lesión.
3. Fase de remodelado. La última fase, que puede durar hasta meses dependiendo de la gravedad de la lesión, consiste en la estructuración del colágeno y el crecimiento de las fibras que se vienen formando desde la fase de recuperación de tejidos. Se continúan formando fibras de colágeno regenerativo de forma organizada y específica.

Dependiendo del tipo de lesión sufrida, la duración de las fases puede extenderse. Si se trata de una lesión de tipo degenerativo, lo más habitual es que no haya una gran ruptura en el tejido, sino que aparecerán micro roturas que activarán un proceso en menor escala para la reparación constante de los tejidos. Por eso en las lesiones degenerativas la recuperación termina siendo más lenta, ya que cada una de las células afectadas del tejido realiza su propio proceso curativo en fases independientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here