Baropodometría. Cuida tus pies

A menudo tendemos a cuidar nuestro cuerpo pero descuidar los pies.  Incluso cuando vamos a comprar zapatos nos fijamos en que estén de moda o que sean bonitos pero no tenemos en cuenta si serán apropiados para nuestra salud.

Deberíamos empezar a pensar más en esta particular zona de nuestro cuerpo porque es nuestro punto de apoyo y porque si los cuidamos evitaremos enfermedades como problemas de circulación, hongos, juanetes, dedos de martillo, neuromas, espolones, callos, etc. Que en su mayoría comprometen nuestro apoyo y causan dolor. 

Elegir los zapatos correctos es imprescindible para tener unos pies saludables. Tienen que distribuir el peso de nuestro cuerpo tanto cuando estamos parados como cuando andamos.

Elegir zapatos:

  • Piensa que los pies al final del día están más grandes y que cuando envejecemos nos cambian así que cada vez que quieras comprar zapatos mide la noche anterior mide tu talla.
  • La mayoría de las personas tienen un pie más grande que el otro. Pruébate siempre los dos zapatos cuando vayas a comprarlos, anda un poco con ellos y no los compres si no te los has probado. El tamaño varia de un fabricante a otro.
  • No cojas nunca zapatos en los que los pies te resbalen.
  • Los tacones muy altos no son buenos para tu salud y tampoco los zapatos acabados en punta.
  • Cuando te los pongas no debes sentir el zapato apretando tu dedo. Debe haber una distancia de 1/2 centímetro entre el dedo y el zapato.
  • Si te aprietan, no los compres pensando que ya se darán.
  • Mejor comprar zapatos de suela gruesa que amortigüen los golpes del pie al andar.
  • El pie tiene tres puntos de apoyo: el metatarso, los dedos y la zona del tarso posterior.

Nuestro pie tiene tres puntos de apoyo: el metatarso, el talón y la zona del dedo meñique.

Estos puntos se unen para formar tres arcos que sirven para amortiguar los golpes y distribuir nuestro peso al caminar, correr, saltar  Si por alguna razón nuestro peso y no se distribuye de forma correctamente, algunas partes de los pies podrían ser sobrecargadas y es cuando empiezan a doler. 

Por eso es importante hacerse una prueba con especialistas ortopédicos que nos ayuden a saber cómo andamos y el tipo de calzado que nos conviene para evitar futuros problemas en los pies e incluso en otras zonas del cuerpo como las caderas. Esta técnica se conoce como Baropodometría, con la que se estudia la presión que ejercen nuestros pies a medida que andamos, la fuerza de la carga, la velocidad de nuestros movimientos, los ángulos y ejes del pie, etc. 

      

  

En algunos casos será necesario hacer una plantilla a medida, en otros casos con un poco de fisioterapia y ejercicios caseros simples se puede corregir la postura al andar.

Algunos consejos para el cuidado de los pies son:

♥   Utilizar un espejo para ver las plantas de los pies.
♥   Examinar si tenemos algún corte, ampolla o uña encarnadas.
♥   En caso de diabetes hay que revisar los pies a diario.
♥   Al sentarte, eleva los pies para mejorar la circulación.
♥   Remojar los pies en agua tibia y hacer masajes.
♥   No te pongas los zapatos con los pies mojados.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.