Cinco Normas de Higiene Mental para Dormir Bien

Cinco consejos saludables para dormir bien y disfrutar de un descanso reparador durante el verano y siempre.
Cinco Normas de Higiene Mental para Dormir Bien

El descanso es una de las medicinas más importantes del cuerpo para elevar el nivel de bienestar. Dormir bien también parte de una disciplina propia para fomentar unos hábitos que ayudan a alcanzar este nivel de felicidad y serenidad.

Consejos para dormir bien

Durante el verano, surgen unas connotaciones específicas para descansar. Sin embargo, algunos de los hábitos del sueño son saludables durante todo el año. En este post te contamos cuáles son estas rutinas a mantener.

Horarios regulares

Es vital que siempre tengas unos horarios regulares para acostarte y levantarte. Eso no significa que tus horarios deban ser los mismos en verano que en invierno. Sin embargo, el verano no debe de ser sinónimo de caos en los horarios. Es decir, debes intentar adaptar el ritmo para tener un orden determinado.

Ejercicio físico

La práctica de ejercicio físico es una de las rutinas de salud más importante. Por medio del deporte no solo activas tu cuerpo, sino también, tu mente. Ten presente que en ocasiones, los problemas de insomnio están más vinculados con las preocupaciones que con un aspecto corporal. Sin embargo, aunque realizar ejercicio físico es muy saludable, por el contrario, conviene no hacerlo cuando queda muy poco margen de tiempo para acostarte. Ya que es saludable despedir el día en forma de reposo.

Cuida tu colchón

Invertir en un buen colchón es una inversión de salud y bienestar puesto que la calidad del descanso y la experiencia de confort también depende en gran medida del tipo de colchón. Durante el invierno, intenta dormir en la habitación con mejor temperatura de tu casa, y en verano, haz el cambio para elegir un dormitorio con temperaturas más suaves. Aquel dormitorio en el que entra menos el sol y tiene una mejor ventilación.

Lo ideal es que tu zona de trabajo o estudio se encuentre en un lugar distinto al del descanso. Utiliza también ropa de cama de texturas agradables que aportan sensaciones agradables en tu piel.

Siestas breves

El momento de la siesta es uno de los más placenteros. Sin embargo, si la siesta altera tu sueño nocturno, entonces, es muy importante suprimir este descanso después de comer. Además, la siesta también debe ser breve, de lo contrario, altera el ritmo del resto de la jornada.

Ritual previo al descanso

Es muy importante que despidas la jornada con un ritual previo al descanso. Una rutina de bienestar para despedir la jornada. Por ejemplo, puedes realizar un ejercicio de relajación para activar en tu mente imágenes de serenidad y paz. También existe una relación directa entre la cena y el momento del descanso. Por ejemplo, evita la cena copiosa y abundante.

Existen muchos ingredientes que dañan el nivel de descanso. El estrés es uno de los más frecuentes. Por esta razón, es vital tener una higiene del sueño a través de unos hábitos de bienestar y felicidad durante todo el año, sin importar la edad.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.