El cuidado de los pies

cuidado de piesMuchas veces no le damos importancia a esta parte especial de nuestro cuerpo como son los pies, sustento de todo nuestro esqueleto. Es vital mantener pies sanos y en correcto estado para el bienestar general.Por esa razón les traigo esta información extraí­da de lafamilia.info, en la cual podrán descubrir la forma de mantener saludables nuestros pies.

Estos puntos claves a tener en cuenta les serán de amplia ayuda en el diario vivir:

El calzado: Los expertos recomiendan zapatos de cuero para que los pies estén lo más oxigenados que se pueda. El factor más importante a la hora de elegir zapatos es que sean cómodos, por lo que no se puede pensar en los extremos, es decir no deben ser ni demasiado altos, ni demasiado bajos.

Hay que evitar las puntas estrechas, los estilos demasiado cerrados, y buscar la horma más adecuada a la forma de nuestro pie.
En verano, las sandalias son el estilo más aconsejable, pues así­ se evita el exceso de transpiración, la mala circulación, la retención de agua y la falta de oxigenación.

Ejercicios: Estos ayudan a mantener los pies sanos. El mejor ejercicio es andar descalzo ya sea en la casa, en el jardí­n, y si se puede, en la playa. Además, se puede andar de puntillas, mover los dedos, hacer rotaciones de tobillo, o intentar coger objetos con los pies. También ayuda hacer rodar una pelota de tenis bajo los pies, desde la punta de los dedos hasta el talón.

Relajación: Para relajar los pies realice una vez por semana un baño profundo, alternando agua frí­a con agua caliente cada dos minutos, para estimular la circulación. El agua debe tener gotas de aceite de limón y hierbabuena para que se contrarreste el olor a sudor, que parece a veces inevitable. Use piedra pómez, y aplique una crema hidratante con un masaje ascendente en todo el pie (incluidas las uñas).

Higiene: Se sugiere lavarlos diariamente, secar bien entre los dedos, cortar con frecuencia y en forma recta las uñas, utilizar talco y medias de fibras naturales.
Si el olor persiste, o si tiene lesiones extrañas o verrugas, callos, juanetes o uñeros, es mejor que acudas donde un médico.

Otras ideas: Un masaje diario con aceite de oliva es altamente beneficioso para evitar los pies adoloridos ya sea por el clima o por el trabajo. Asimismo, para contrarrestar la inflamación y la picazón puede hacerse un baño de pies en agua caliente con dos cucharaditas de mostaza inglesa, durante veinte minutos.

FisioterapiaADomicilio.net, junto con FisioStar, Salud 5 Estrellas.
Noticias, Artí­culos, Ví­deos y Toda la Información sobre Fisioterapia y Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio