El PARKINSON y la fisioterapia

El PARKINSON y la fisioterapia

En la siguiente entrada hablaremos acerca de la relación que existe entre la enfermedad de Parkinson y la fisioterapia. Tengamos en cuenta que la fisioterapia y la logopedia pueden cumplir un importante rol en la terapia integral que realizan los pacientes de Parkinson, ya que puede tener una incidencia en la autonomía funcional.

Es muy importante tener en cuenta que el Parkinson debe ser tratado de manera integral desde el momento en que sea diagnosticado. Por eso necesario optimizar los recursos que tenga el paciente y que éste se ponga en conocimiento de una serie de técnicas que llevará adelante apoyándose en la logoterapia y la fisioterapia. Esto le será de gran ayuda para poder desarrollar las actividades cotidianas sin mayores inconvenientes.

Actualmente, estas disciplinas no se encuentran muy difundidas, esto se debe a que, posiblemente, lo se han realizado la cantidad suficientes de estudios que avalan su eficiencia. Además, se requerirá de un apoyo farmacológico, el paciente requiere de diferentes alternativas terapéuticas para que le ayuden para poder potenciar los movimientos y solventar los distintos problemas en la comunicación.

Gran parte de estas iniciativas cuentan con la colaboración de la Sociedad Española de Neurología generando que se haya incluido dentro del proyecto Convivir con la enfermedad de Parkinson.

Los expertos señalan que la fisioterapia cumple un papel muy importante en los pacientes enfermos de Parkinson, pues ayuda a la recuperación de la autonomía funcional, estimulando la corteza motora y evitando la atrofia muscular.

Los enfermos de Parkinson no están acostumbrados a moverse y es muy difícil que sólo con el tratamiento a través de los medicamentos consigan un resultado deseado.

Hablar mejor

Otro problema vinculado al Parkinson son los trastornos del habla, la logopatia puede ayudar a mejorar la comunicación de estas personas. En un comienzo se deberá realizar un tratamiento de rehabilitación para que el paciente asuma las dificultades que tienen a la hora de hablar.
En las siguientes etapas se les enseñará y otorgará una serie de consejos para poder mejorar la inteligibilidad del discurso, podemos ver una exageración para pronunciar las palabras o actuar como si el oyente fuese sordo y hubiera que vocalizar de manera extrema.

Tengamos en cuenta que la enfermedad de Parkinson es un trastorno de tipo degenerativo del sistema nervioso central que llega a afectar principalmente el sistema motor. En términos generales podemos decir que encontramos cuatro síntomas principales: temblor en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara; rigidez del tronco y las extremidades: lentitudes en los movimientos; inestabilidad en la postura o la coordinación de los movimientos.

Cuando estos síntomas se vuelven más pronunciados los pacientes tienen problemas en hablar, caminar o realizar tareas simples. Lamentablemente se trata de una enfermedad crónica, lo que quiere decir que persistirá a lo largo del tiempo y será progresiva, los síntomas empeorarán a través del tiempo. No es una enfermedad contagiosa ni se hereda.

Esta enfermedad es la manera más frecuente de parkinsonismo, nombre dado al grupo de desórdenes con características parecidas. Estos desórdenes comparten los síntomas antes mencionados y en todos los casos la consecuencia es la pérdida de las células cerebrales productoras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.