Hidromasaje

1

El hidromasaje consiste en la aplicación del agua sobre el cuerpo, de forma que a través de chorros y duchas se consiga dar un masaje a la persona que se lo está aplicando, lo que produce una gran relajación, y es que son muchos los beneficios que se consiguen con esta técnica, que se viene utilizando desde hace varios siglos, y es que el agua tiene muchas propiedades. Actualmente esta técnica se ha extendido debido a la venta de cabinas de hidromasaje, en los cuales, las personas que las compran pueden aplicarse ellos mismos esta técnica, ya que son diversas las funciones que traen. Para disfrutar plenamente de estas cabinas debemos seguir unas normas básicas que debemos de cumplir si queremos conseguir la mayor relajación y aplicación de las propiedades curativas que posee el agua, estas normas son:

–                   Hay que sumergir el cuerpo entero y estar relajados.

–                   Debemos regular la temperatura y fijar la colocación de los chorros a presión, para que tengan la mayor efectividad.

–                   No se pase horas en el baño, ya que puede sufrir una bajada de tensión, la estancia en la cabina no deberá superar los 20 minutos, debiendo ser menor la duración si el agua está a una temperatura muy elevada.

–                   Sí­ está muy cansado o bajo los efectos del alcohol o de algún medicamento, no se bañe, puede sufrir un desmayo.

–                   En cuanto comience a notar un gran sueño deberá salir del baño, ya que no es recomendable.

–                   Mientras un embarazo, no se deberán de aplicar los chorros de hidromasaje.

–                   Si hay niños en su interior tienen que estar vigilados en todo momento.

–                   Para activar el sistema de masaje, en el baño deberá de haber una cantidad mí­nima de agua.

–                   Se aconseja acompañar el baño de música relajante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here