Alimentos para cada edad

Alimentos para cada edad

Para tener la energía necesaria todos los días debemos estar correctamente alimentados. Los nutrientes que obtenemos nos ayudan a tener energía y permiten que los órganos funcionen de forma correcta y que el cuerpo se desarrolle de la mejor forma.

Con el paso de los años nuestro cuerpo va cambiando, lo mismo que las necesidades nutricionales, son diferentes las necesidades de calorías que necesitamos en la etapa de crecimiento como en la niñez, adolescencia o en la etapa de la menopausia.

Los expertos en la materia nos cuentan acerca de las necesidades que tiene el cuerpo en cada década, qué alimentos no nos pueden faltar y cuáles deberíamos evitar ingerir para llevar adelante una dieta saludable y completa.

Infancia y adolescencia

Si empezamos a tener en cuenta los primeros años de vida los especialistas aconsejan llevar adelante, siempre que sea posible, la lactancia materna. Se considera que es un único alimento completo por sí mismo, por tanto sería lo mejor tratar de prolongar la lactancia durante al menos seis meses de vida.

A partir del primer o segundo año de vida el sistema digestivo ya está lo suficientemente maduro como para absorber, digerir y metabolizar los nutrientes. Si bien con dos años ya se considera que se pueden incorporar todos los alimentos se debe tener presente que hasta que la dentición esté completa las preparaciones culinarias deben tener una buena textura para la edad de los niños, por eso aconsejan el consumo de purés.

Existen ciertos alimentos que no pueden faltar en la infancia, entre ellos encontramos las verduras, frutas, cereales, legumbres, pescados, aves, huevos, carnes magras.

También existen algunos alimentos que no se deberán consumir en esta etapa de la vida. Los frutos secos deberán evitarse en los primeros años ya que tienen un alto contenido alergénico y pueden provocar el atragantamiento. Otros alimentos que se deberían evitar son las carnes rojas, dulces, grasas del tipo mantequillas o nata, bollería, repostería, refrescos.

El objetivo nutricional fundamental en estos primeros años de vida es ayudar en un adecuado crecimiento y desarrollo ayudando en los hábitos saludables de alimentación Es una excelente etapa para prevenir trastornos nutricionales y reforzar y mejorar los aspectos donde más errores se cometen. Recordar siempre tomar desayunos completos y saludables, almuerzos con mayor aporte calórico que en las cenas, consumir al menos tres frutas al día.

En la etapa de la adolescencia, teniendo en cuenta que es una etapa de crecimiento, se deberán incrementar los requerimientos nutricionales debido a que en estos años, por lo general, se practican más deportes.

Además, durante la adolescencia ya podemos ver diferencias en las necesidades nutricionales entre las mujeres y los hombres. En esta etapa de crecimiento se vuelven más importante el consumo de los lácteos En la infancia se aconseja consumir dos alimentos lácteos al día en la adolescencia se aconsejan entre 3 y 4, como este crecimientos es más rápido se necesitan más lácteos.

Estos años podrían ser considerado como la última oportunidad para tomar conciencia y preparar a los jóvenes para una vida adulta sana. Ellos deberán tener toda la información necesaria para conocer los puntos claves de una buena alimentación.

En unos días compartiremos un segundo artículo en el que seguiremos hablando acerca de los nutrientes que se aconsejan en cada una de las etapas de la vida de las personas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.