Rotura del Tendón del Cuádriceps

No es común que el tendón del cuádriceps se rompa, y cuando sucede es a personas mayores de 40 años.

  • Ciertas enfermedades y la degeneración previamente existentes en el aparato extensor de la rodilla hacen que esta condición ocurra.
  • Lo más frecuente es una rotura en un lado y cuando las rupturas son bilaterales indican que es muy probable que los factores causales sean profundos.
  • La rotura del tendón rotuliano es menos frecuente que las rupturas del tendón del cuádriceps.

Mecanismo de Rotura del Tendón del Cuadriceps

  • El mecanismo de la lesión es tí­pica de los daños que ocurran durante una contracción rápida de los cuádriceps.
  • Caí­das, golpes directos a la rodilla, cortes y laceraciones son todas las posibles causas.
  • Puesto que los tendones normales han demostrado que no suelen romperse y que el cuádriceps se puede romper después de un traumatismo relativamente menor, se deduce que la rotura más probable es la que se produce a través de un área anormal en el tendón.
  • Muchas condiciones médicas pueden aumentar el riesgo de rotura del tendón incluyendo la inmovilización, el uso prolongado de esteroides, las infecciones, las enfermedades reumatológicas y la obesidad. Las inyecciones de esteroides en la rodilla pueden debilitar los tendones.

La rotura del tendón del cuádriceps por lo general ocurre a través de tejido anormal en los primeros dos centí­metros por encima de la rótula. LJustificar a ambos ladosas condiciones médicas pueden dañar el suministro de sangre al tendón o alterar la estructura del tendón.

  • La diabetes puede causar cambios en los vasos sanguí­neos
  • La obesidad conduce a aumentar las fuerzas del tendón y a degenerarlo y sustituirlo con los tejidos grasos.

En el examen microscópico de la rotura de tendones, se ha visto que la gran mayorí­a sufrí­an cambios degenerativos sin cambios inflamatorios y sin presentar anomalí­as de los vasos sanguí­neos. La disminución del flujo sanguí­neo que conduce a la mala nutrición y los bajos niveles de oxí­geno pueden ser factores decisivos en la degeneración del tendón.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.