Cómo Prevenir Contracturas Musculares de Espalda

Existen distintos tipos de lesiones de espalda. Las contracturas musculares son algunas de las molestias más habituales. Generalmente, este tipo de daño surge como consecuencia de un sobreesfuerzo. Pueden alterar el bienestar no solo de la zona cervical sino también, de la lumbar. Este tipo de molestia produce notables dolores.

Cómo Prevenir Contracturas Musculares de Espalda

Consejos de salud para la espalda

Generalmente, suele tratarse con antiinflamatorios, aplicación de calor en la zona dañada, masajes terapéuticos y ejercicios de estiramiento. Las contracturas se producen, especialmente, en personas deportistas pero también, en personas mayores, en quienes viven afectados por el estrés o tras una mala postura corporal durante la noche.

Conviene puntualizar que una de las claves de la salud es escuchar la sabiduría del cuerpo. Si algo te duele, el descanso y el reposo será, generalmente, una buena decisión para recuperar la armonía corporal. Por otra parte, si notas que algunos movimientos te duelen, evítalos.

Otro de los tratamientos más habituales es el uso de baños de contraste. Una técnica combinada de uso alternativo de agua fría y agua caliente. Este cambio de temperatura estimula la circulación en la zona dañada.

Si te duele la espalda por una contractura, solicita hora en el fisioterapeuta puesto que como profesional, podrá indicar un diagnóstico y tratamiento recomendado.

Cómo prevenir una contractura muscular

Intenta fomentar un estilo de vida relajado y sin estrés. Asume que cada actividad tiene un esfuerzo. Por tanto, antes de realizar deporte, practica un calentamiento previo. La práctica regular de yoga es una de las disciplinas más saludables para relajar cuerpo y mente, reduciendo el estrés de la vida moderna.

Además, a través de los ejercicios de relajación también relajas todos los múculos de tu cuerpo. Existen medicamentos específicos para tratar este tipo de dolores, sin embargo, nunca te automediques. Consulta siempre con un especialista. Tu médico y tu farmacéutico son tus figuras de referencia.

Aquellas personas que por su trabajo pasan mucho tiempo sentadas en la oficina, deben poner una atención especial en elegir una postura correcta.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.