Beneficios de la Playa para las Personas Mayores

¿Cuáles son los beneficios que pasear por la playa produce en las personas mayores? Te lo contamos en este post.

Beneficios de la Playa para las Personas Mayores

El mar es un regalo de la naturaleza. Muchas personas mayores viajan en invierno a un destino de playa con una temperatura agradable para tener una sensación más veraniega durante aquel periodo en el que los mayores son más vulnerables a los efectos del frío. En cualquier momento del año, el mar y la playa son terapéuticos. ¿Por qué motivo?

Una experiencia de belleza visual

Existe una primera vez que resulta especialmente significativa. Esa primera vez en la que ves el mar. Sin embargo, la emoción se repite cada año por la espectacularidad del momento. No importa la edad que tengas, el mar siempre te sorprenderá porque siempre es diferente.

Mientras que en muchos momentos vives condicionado por la prisa, por el contrario, cuando estás ante el mar sientes que el tiempo tiene otro ritmo y lo único que te apetece es estar allí implicado en tu propio bienestar.

Experiencia de compañía

Existen lugares que se convierten en núcleo de vida y reunión social en ciudades y pueblos costeros. El paseo marítimo es ese lugar de referencia en el que los habitantes del lugar y los turistas se encuentran en paseos en los que el mar es el verdadero protagonista.

Por tanto, esta es una agradable terapia de socialización a través de la que el individuo se siente totalmente vinculado al grupo.

Experiencia antiestrés

Las personas mayores también tienen preocupaciones. No es realista pensar que las preocupaciones se terminan con la jubilación. Sin embargo, por medio de la experiencia de pasear por la playa la persona puede experimentar estímulos agradables que producen un efecto de mindfulness en el corazón. Sin duda, vivir el presente, pensar en positivo y experimentar alegría son ejemplos vitales que parecen más sencillos en el marco del mar.

El estrés de la vejez, a veces, no solo está producido por preocupaciones que tienen que ver con uno mismo, sino también con los demás. Por ejemplo, el porvenir los hijos o dificultades familiares. Los paseos por el mar son una agradable distracción con la que espantas muchos de tus miedos aunque sea solo durante un rato.

Mejora de la circulación

El mar es vida en todos los niveles. Uno de los efectos terapéuticos que produce esta rutina de pasear por la orilla del mar es que este hábito mejora la circulación. ¿Y en qué lo notarás? Por ejemplo, aquellas personas que suelen observar una sensación de pesadez en sus piernas como consecuencia de los tobillos hinchados pueden notar cómo este hecho desaparece.

En este entorno de bienestar integral no solo te sientes bien a nivel físico, sino también, en el plano anímico.

Respiración

Es evidente que el ejercicio de respirar es totalmente natural. Sin embargo, como bien sabes, no respiras igual en cualquier lugar, no te sientes igual en cualquier espacio. Un entorno natural como el mar incrementa tus niveles de relajación. En cada soplo de aire sientes que tu organismo se renueva con ilusión, vitalidad y fuerza.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.