Consejos Cuidando a una Persona Dependiente

¿Estás cuidando a personas que por algún motivo no son 100% independientes?

¿Vives con una persona mayor que necesita ayuda?

Ya os dimos unos consejos para vivir con una persona anciana y que todo sea más fácil. Hoy os traemos una serie de consejos generales a la hora de ayudar a una persona dependiente:

  • Estimúlela a que sea independiente.

Sea la persona que ayuda en vez de la persona queh ace. Aún cuando usted pueda hacer las cosas mejor o más rápido, motive a la persona a usar las habilidades que le quedan, puesto que las habilidades que no se usan se pierden.

  • El cuidado personal (vestirse, bañarse, comer, usar el baño) es personal.

Todos hacemos estas actividades de forma diferente. Trate de usar las mismas rutinas a las cuales la persona está acostumbrada.

  • Sea flexible con la persona que cuida

La persona podrí­a no necesitar bañarse todos los dí­as. Quizás prefieran varios refrigerios pequeños en vez de tres comidas grandes al dí­a.

  • Divida las tareas en pequeños pasos.

Si no se puede afeitar solo porque sus manos no están firmes, deje que él se aplique y se lave la espuma.

  • Busque utensilios que aumenten la independencia.

Unas pinzas de largo alcance le permitirán que una persona con un equilibrio inestable pueda recoger cosas del piso. Es posible pelar papas con una mano mediante el uso de un tablero especial con un clavo que sobresale para sostener la papa. Existen varios catálogos que le pueden dar muchas ideas. Llame a la tienda Sears o Penneyí¢â‚¬â„¢s en su comunidad y pida un catálogo de salud domiciliaria.

  • Felicite a la persona por intentar hacer cosas.

Es justamente cuando las habilidades de la persona son limitadas que un sincero “BIEN HECHO” es, por lo general, apreciado.

  • Evalúe la posibilidad de obtener ayuda profesional para aprender formas más fáciles de ayudar a la otra persona.

Las enfermeras, asistentes de salud a domicilio, terapeutas fí­sicos, ocupacionales y del habla están entrenados para enseñar a los miembros de la familia sobre la forma de proporcionar los cuidados en el hogar. Solicite una derivación a su doctor.

Como ven intentamos motivar y dar prioridad a que la persona a la que estamos cuidando no se vuelva pasiva y tenga ganas de hacer las cosas que le sean posible. Esto es muy importante para que se sienta útil y con ganas de realizar pequeñas tareas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.