Consejos caseros para TRATAR DESGARROS MUSCULARES

Remedio Natural para el tratamiento de DESGARROS MUSCULARES

El desgarro muscular forma parte de las lesiones más habituales entre los deportistas de diferentes disciplinas. Se trata de un aspecto negativo de la práctica deportiva, pero es importante el correcto tratamiento para recuperarse y poder volver a entrenar y jugar sin secuelas. Además, la mayoría de las lesiones ocurren por un error en el entrenamiento o en la práctica deportiva, así que aprender a tratar los desgarros también nos ayudará a prevenir futuras lesiones.

Desgarro musculares

El desgarro muscular aparece cuando hay un sobreesfuerzo. Un tirón fuerte o un impacto con mayor fuerza de la habitual puede crear pequeñas rupturas del tejido muscular y eso genera el dolor y la lesión del desgarro muscular propiamente dicho (LESIONES musculares más frecuentes).

Primero hay que poder identificar el nivel del desgarro, la clasificación utiliza tres categorías:

  • Leve: este tipo de lesiones también se conoce como ‘músculo extendido’. La zona en cuestión tendrá una molestia leve, el nivel de desgarro del músculo apenas s supera el 5% del total del tejido. Hay dolor al realizar movimientos pero la recuperación es muy sencilla mediante buen reposo.

Tratar desgarros musculares

  • Moderada: en estas lesiones ya hay un dolor mayor. Suele venir acompañada de un bulto emergente bajo la piel. Si bien el músculo no se rompe del todo en estas lesiones moderadas, hay que tratar de forma inmediata con un profesional porque el dolor no cesa aún estando en reposo.
  • Severa: en esta tercera categoría el músculo se ha roto. Se puede percibir a simple vista, ya que aparece en la piel una mancha morada, signo de que hay sangrado y de que el músculo está partido en dos o más partes. Los desgarros graves suelen identificarse rápidamente también por un crujido súbito y la imposibilidad de mover normalmente el área afectada.

poner hielo en desgarros muscualres

¿Cómo tratar un desgarro muscular?

Una vez identificado el nivel de la lesión, ya es posible empezar a pensar en las soluciones disponibles. Un remedio casero muy habitual es el de la utilización de compresas frías. Aplicar frío rápidamente sobre la zona afectada ayuda a reducir la inflamación y la incidencia del desgarro.

El reposo y un vendaje adecuado son factores muy importantes para que la recuperación por desgarros musculares se lleve adelante en el menor tiempo posible. Dependerá mucho del músculo que hayamos desgarrado y de la posibilidad real de disminuir al máximo los movimientos en determinadas zonas. Por ese motivo muchas personas tienden a volver a lesionarse, si no se cura apropiadamente una lesión de este tipo, es probable que volvamos a lastimarnos con regularidad.

REMEDIO CASERO para los desgarros musculares

Los cataplasmas, también conocidos como emplastes, forman parte de los remedios caseros que ayudan a reducir la inflamación y acelerar los tiempos de recuperación. Existen diferentes hierbas naturales y aceites que ayudan a la realización de estos emplastes.

Una receta muy extendida incluye:

  • 10 gotas de aceite de onagra.
  • 10 gotas de jugo de limón.
  • 10 gotas de té de manzanilla.
  • 10 gotas de extracto de romero.
  • 10 gotas de infusión de hinojo.

Estas son algunas de las alternativas para ayudar a tu cuerpo a recuperarse rápidamente de los desgarros musculares. Recuerda siempre consultar a tu médico para un diagnóstico adecuado y de cuidar tu salud para no volver a desgarrarte.

Guía completo sobre DESGARROS MUSCULARES

Sigue leyendo aquí el tratamiento y cómo curar un DESGARRO MUSCULAR

Desgarro Muscular

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.