La FISIOTERAPIA y la incontinencia urinaria

La FISIOTERAPIA y la incontinencia urinaria

Diferentes estudios han demostrado que la fisioterapia es uno de los métodos más eficaces para tratar la incontinencia urinaria, en la siguiente entrada te contaremos todos los detalles de este tema tan interesante.

Lamentablemente, se sabe que ante este tipo de problema muchas mujeres prefieren ocultarlo, especialmente en las primeras fases, cuando las pérdidas son pequeñas (momento en que existe una mayor posibilidad de rehabilitación). Cuando el cuadro se va complicando toman la decisión de pedir ayuda.

En países como España, lamentablemente, a diferencia de otras zonas del mundo, son muchos los jóvenes que empezaron a presentar síntomas de incontinencia urinaria, lo que se puede vincular con el alto nivel de consumo de alcohol, trabajo y otros factores.

Ante la falta de información, tanto del paciente como, en algunos casos del médico generalista, no se informan las diferentes opciones y causas de la incontinencia urinaria. Es importante que este trastorno sea tratado por un urólogo, ginecólogo y contar con el complemento de la fisioterapia, para reforzar el equipo del trabajo. Como consecuencia de esta situación se están empezando a crear las primeras unidades de incontinencia en España, por ejemplo, la del Hospital Militar Gómez Ulla, en Madrid.

Factores de riesgo en la incontinencia urinaria

Como en todos los casos de trastornos o problemas de salud los protagonistas de los tratamientos son los pacientes, ellos son responsables de eliminar los factores de riesgo, cuando es posible.

La incontinencia urinaria es generada por diferentes causas, entre ellas el exceso de alcohol, trabajo o sobrepeso. También se puede dar después de cirugías pélvicas y abdominales, traumatismos, estreñimiento, cantidad de embarazos, edad, sedentarismo, enfermedades de transmición sexual, uso de indumentaria muy ajustada.

En base a la fase en que se encuentra la incontinencia la rehabilitación podrá ser completa. En el caso de las fases más complicadas puede llegar a ser complicado llegar a una recuperación completa, pero si se puede disminuir notablemente.

Ejercicios de Kegel para la incontinencia urinaria

Dentro del tratamiento se manejan distintos tipos de ejercicios, los más conocidos son los de Kegel. Estos ejercicios se crearon en primera instancia como una forma de controlar la incontinencia urinaria de las mujeres después del parto. En la actualidad se usan para el tratamiento del problema que se ha generado por diferentes causas.

Este tipo de ejercicio es ideal para fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar la función esfinter uretral y rectal. El éxito de este tipo de ejercitación depende, en la mayoría de los casos, de tener una buena técnica y cumplir estrictamente con el programa regular.

La importancia de identificar los músculos

Algunas personas pueden tener cierta dificultad a la hora de identificar los músculos y poder aislar los músculos del suelo pélvico. Esto es fundamental para aprender a contraer los músculos correctos, se suelen contraer los músculos de la cadera o del abdomen, que no son los necesarios para la tonificación de estos ejercicios.

Existen diferentes técnicas que permiten a las personas que sufren de incontinencia tener la posibilidad de identificar los músculos correctos. Una de ellas consiste en sentarse en el sanitario en el momento de orinar, al tratar de retener la orina se estarán contrayendo los músculos del suelo pélvico. Después de hacerlo varias veces ya comenzarán a reconocer la sensación de contraerlos. Es importante no contraer los músculos de las caderas, del abdomen o las nalgas cuando se esté realizando el ejercicio.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.