TERAPIAS ALTERNATIVAS, como se agrupan y para qué sirven

Las terapias alternativas forman parte de las opciones que muchas personas utilizan para mejorar y trabajar sobre su salud, pero de forma complementaria o alternativa a los tratamientos médicos farmacológicos. Existen distintas categorías dentro de las terapias alternativas y cada una de ellas tiene sus alcances y procedimientos. Hoy analizaremos cuáles son las terapias alternativas más reconocidas y para qué tipo de dolencias o complicaciones se recomiendan.

Sistemas integrales

Este tipo de terapias alternativas cuenta con un completo sistema de teoría y práctica para sus diferentes disciplinas. En esta categoría entran la homeopatía, naturopatía, ayuverda y prácticas de medicina tradicional china como la acupuntura.

Terapias biológicas

Otro tipo de terapia alternativa, en este caso basadas en la utilización de hierbas, vitaminas, alimentos y otras sustancias que se ingieren para lograr resultados específicos en nuestro organismo. Se incluyen los suplementos dietéticos, productos de herboristería o el cartílago de tiburón, por dar un ejemplo. Desde el punto de vista científico estas terapias aún no han sido probadas.

Métodos de manipulación y basados en el cuerpo

En esta serie de terapias alternativas, el foco está puesto en manipular o mover partes específicas del cuerpo. Pueden integrarse aquí la quiropráctica, quiropraxia, aromaterapia, masajes y reflexología o el shiatsu, entre otras.

Enfoques sobre cuerpo y mente

En este grupo de terapias alternativas encontramos prácticas que se basan en la interacción entre mente, cuerpo, comportamiento y control mental, afectando así la manera en la que llevamos adelante nuestras funciones puramente físicas. Se trata de terapias alternativas que promueven la salud mediante técnicas diversas como el yoga, la meditación, la oración, la curación mental, las terapias con danza, música o arte.

Un enfoque muy claro en estas terapias es aquél que detecta el origen sentimental o emocional a nuestras dolencias. Por esa razón la firme creencia en que se pueden curar a través de la resolución del conflicto a nivel interno. Algunos nombres de terapias de este tipo incluyen la biodescodificación, bioreprogramación o incluso la bioneuroemoción.

Terapias alternativas basadas en la energía

Este es el último grupo de terapias alternativas actualmente aceptado oficialmente. Se trata de terapias que enfocan su atención en el flujo de energía interna de los seres vivos y sus interrelaciones. Aquí encontramos el Tai chi, Reike, Qi gong o la terapia florar, entre otras. Las técnicas de las terapias alternativas energéticas buscan afectar los campos energéticos que rodean el cuerpo humano, sanar las irregularidades y gestionar la energía para que corra de forma fluida, sin complicaciones.

La terapia bioelectromagnética también se ha puesto muy de moda, buscando utilizar de manera no convencional los campos electromagnéticos y la corriente alterna que fluye alrededor del cuerpo humano y así sanar diferentes dolencias.

Este primer acercamiento a las terapias alternativas nos permite discernir que existen diferentes alcances y tipos de terapias alternativas de acuerdo a la manera en la que se trabajan. La demostración de su funcionamiento científicamente no se ha comprobado al 100%, pero son terapias alternativas que tampoco causan ningún tipo de daño al organismo y pueden resultar un gran alivio en algunos casos. Todo dependerá del tipo de dolencia y paciente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.