10 IDEAS para Ponerte EN FORMA Sin Pagar un Gimnasio

¿PONERTE EN FORMA Sin Pagar un Gimnasio? Sí ¡Es Posible! Aquí Tienes 10 Ideas para incluir Actividades Físicas en tu día a día.

Si crees que no tienes tiempo de ejercitarte cada día, el ejercicio físico no es lo tuyo o te parece demasiado aburrido, probablemente tengas una vida un poco sedentaria y aún no hayas comenzado a moverte.

Sin embargo, no eres la única persona que piensa así, y aunque estas te parecen razones lógicas para no ejercitarse, en este artículo te presentamos diversas maneras de agregar actividades saludables a tu rutina, sin tener que pasar por el gym o modificar tu rutina.

10 Ideas para Ponerte en Forma Sin Necesidad de Ir a un Gimnasio
10 Ideas para Ponerte en Forma Sin Necesidad de Ir a un Gimnasio

Hoy en día se han popularizado los gimnasios, pero si eres del tipo de persona que no tiene tiempo para asistir todos los días o prefiere gastar su dinero en otras necesidades más prioritarias, entonces debes saber que hay más de una manera de mantenerse en forma sin pisar si quiera un gym.

Maneras de Agregar Actividades Saludables a tu Rutina

Existen muchísimas actividades saludables que pueden sacarte del sedentarismo en el que te encuentras inmerso, como por ejemplo subir y bajar escaleras o caminar hacia el trabajo. Estas simples actividades no sólo te ayudan a verte y sentirte bien, sino que además reducen el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, desarrollar diabetes y padecer algunos tipos de cáncer.

Lo mejor de todo es que no debes hacerle un espacio extra a tu agenda, ya que puedes organizarlas de acuerdo a tu tiempo libre. Ya sea que hagas 30 minutos de ejercicio diario o realices actividades intensas durante al menos 10 minutos, varias veces al día, de cualquier manera le estarás brindando múltiples beneficios a tu organismo.

Ya sea que quieras adelgazar, sentirte bien por fuera y por dentro y desconectarte un poco de la rutina, a continuación te mostramos 10 maneras de estar en forma sin pagar un gimnasio. Te compartimos una lista de las mejores actividades saludables que puedes realizar en el día.

Caminarmaneras de estar en forma sin pagar un gimnasio

Pasear es una forma sencilla y efectiva de hacer ejercicio diariamente y lo mejor es que sólo necesitas unas zapatillas cómodas. Si el caminar por el parque todos los días te aburre, puedes cambiar la rutina, caminando hacia el trabajo, hacia el centro comercial, o recorriendo unas cuantas manzanas cerca de casa.

A medida en que empiezas a caminar de forma más rutinaria puedes ir acelerando el paso poco a poco hasta que lo vayas tomando como tu ritmo normal. Andando rápido se queman muchas más calorías que andando lento, ya que te ejercitas con más intensidad y recorres más distancia en el mismo tiempo establecido.

No tienes que planificar demasiado para comenzar a hacerlo. Puedes dirigirte de casa al trabajo o si te queda muy lejos, es buena idea tomar el colectivo y quedarte unas paradas antes de tu destino para que camines el resto.

Igualmente puedes caminar cerca de tu casa, dándole unas cuantas vueltas a la manzana o visitar al parque más cercano. No deben existir excusas cuando realmente te propones dejar de lado el sedentarismo y deseas tener un estilo de vida más saludable.

Arregla tu hogar y mueve tus muebles

Aunque creas que sólo estás haciendo algunos quehaceres del hogar, mientras limpias y reorganizas la distribución de tus muebles, no estás simplemente dejando el espacio más reluciente, sino que también estás quemando calorías y ejercitándote de pies a cabeza.

Ponte ropa cómoda, busca un reproductor de música portátil con tus pistas favoritas y trata realizar las tareas a un ritmo mayor de lo normal. Ten cuidado de mover cosas muy pesadas de una manera incorrecta y toma descansos cada 30 minutos.

Crea o únete a un equipo

Conseguir amigos que les guste practicar deportes es muy fácil, y mucho más cuando en casi todas las ciudades hay clubes o pequeñas ligas deportivas no profesionales de voleibol, fútbol, baloncesto o tenis.

También puedes animar a tus amigos del trabajo, la universidad o tu conjunto residencial para que se apunten a un juego amistoso del deporte que más les guste. Por muy malos que sean jugando, van a pasar un rato muy divertido haciendo ejercicio.

Sube a la montaña o recorre la playa

Dependiendo del sitio en donde te encuentres, puedes considerar visitar un espacio al aire libre los fines de semana, para estar en contacto con la naturaleza, despejar tu mente y además hacer ejercicio.

Si estás en un lugar montañoso, el senderismo es una buena opción para hacer deporte. Y si vives cerca del mar, puedes recorrer la orilla de la playa. De cualquier manera será bastante interesante y liberador.

Entra a un voluntariado

Te preguntarás qué tiene que ver un voluntariado con ejercitarse, pero si lo analizas bien si eliges ser voluntario en una ONG de siembra, de ayudar en un banco de alimentos o ayudar a comunidades, probablemente estés siendo más activo que en cualquier otra situación de la vida.

Además de mantenerte activo, esta es una de las maneras más inteligentes para sentirse satisfecho con uno mismo haciendo felices a los demás.

Jugando a Videojuegos o Viendo la TVManeras de agregar actividades saludables a tu rutina

Sí, actividades que usamos de manera sedentaria pueden ser una gran idea para realizar actividad física.

Gracias a las nuevas tecnologías existen videojuegos muy activos como los deporte de la WII u otros que están dedicados a conseguir puntos mientras bailas.

También existen DVD´s en los que puedes seguir actividades colectivas como aeróbic o pilates, las cuales quizás te sientas más cómodo o cómoda realizándolas en tu casa.

Muévete en bici

La bicicleta se ha convertido en un medio de transporte muy popular durante esta última década, gracias a los movimientos activos de ecologistas que desean reducir su huella de carbono. De manera que puedes aprovecharte de esta ola para andar en bici habitualmente.

Si tienes mucho tiempo sin pedalear, comienza con trechos cortos cerca de casa, y a medida que te sientas más fuerte y capaz de seguir por más de una hora, trázate metas más largas y complejas. Todo es cuestión de voluntad.

Baila en casa

¿Quién no se alegra el día con una buena música? Bailar es uno de los métodos más efectivos para ejercitarse de pies a cabeza. Puedes buscar videos de bailoterapia, Zumba o coreógrafos que enseñan a bailar alguna danza específica o simplemente colocar música divertida y dar rienda suelta a tus movimientos mientras haces los quehaceres del hogar.

Haz lo que te apasione

El ejercitarse no se trata de realizar actividades determinadas. No podemos decirte que hagas natación cuando simplemente le temes al agua; de manera que tú mismo/a debes elegir lo que más te gusta y sólo así lo harás con el mayor gusto.

Como ya hemos visto, existen actividades que ni siquiera son consideradas como ejercicio físico y de hecho son muy beneficiosas para tu salud y te ayudan a quemar calorías, por ejemplo la jardinería o jugar videojuegos activos, como los del Wii, el PlayStation Move o el Xbox Kinect.

VIVE Nuevas Experiencias

Aunque hemos hablado de implementar actividades dentro de tu rutina, uno de los mejores alicientes es “hacer algo nuevo”, no tengas miedo a salir de tu zona de confort, olvídate de las actividades sedentarias al menos un día a la semana y atrévete a apuntarte a una carrera, ir de viaje a un lugar cercano que aún no conoces, salir en bici con tus hijos, apuntarte a una ruta de senderismo o hacer eso que nunca te has atrevido por mera comodidad.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.