La PUBALGIA ¿Qué es, Por Qué se produce y TRATAMIENTO?

Todo lo que debes saber sobre la PUBALGIA ¿Cómo saber si tengo pubalgia? y tratamiento sobre cómo recuperarse de una pubalgia.

¿Qué es la PUBALGIA?

Es una de las lesiones más complicadas y dolorosas que podemos tener los corredores de fondo. Los corredores con zancada muy amplia son propensos a padecerla.

La Pubalgia
Causas y Tratamiento de la Pubalgia

El grupo aductor o aproximador, se compone de tres músculos: mayor, medio o largo y menor. Van desde la revora inferior del pubis, hasta el revora interna del fémur y tibia. Tiran desde la cadera, la pierna hacia dentro, cruzándola y aproximándola hacia el otro.

Inicialmente, se trata de una pubalgia, una TENDINITIS, una inflamación de la inserción (pubis) de los aductores del muslo. Produce un dolor que se instala de forma progresiva en la región inguinopúbica. A medida que pasan las semanas el dolor termina siendo constante e insoportable, y se termina instaurando la OSTEOPATÍA DE PUBIS, inflamación en la unión de los huesos púbicos. Esta se produce cuando la pelvis rota y cambia con el movimiento oscilante de carrera, la articulación (sínfisis púbica) se separa ligeramente y el cartílago se inflama y se endurece. La osteopatía de pubis pasa por varias fases:

  • => Fases iniciales: dolor inicial en la zona de la ingle que baja hacia los aductores de ambas piernas tras la práctica deportiva. No da sensación de gravedad, y el atleta sigue corriendo.
  • => Fases avanzadas: limitación de la capacidad de movimiento. El dolor es más intenso y constante, en el reposo agudiza. Las molestias bajan por las dos piernas y se extiende en toda la cintura.

Esta lesión, puede ser:

  • a) Microtraumática. El dolor púbico es bastante intenso y se irradia hacia el abdomen.
  • b) Osteomiotendinosa. Dolor en la cara interna del muslo y la ingle, unilateral. Causa impotencia funcional en los movimientos de abducción (levantarse de la cama, salir del coche). Es la causa más frecuente.
  • c) Parietaria-abdominal. Dolor subpubial que irradia el canal inguinal, o hacia los aductores. También afecta a la zona inferior de la pared abdominal. El dolor se exagera en movimientos bruscos o por la tos.
    También puede aparecer en forma aguda por trauma directo sobre los músculos.

CAUSAS de la pubalgia

  • Descompensación muscular del tren superior, debilidad de la pared abdominal respecto los aductores. En los corredores, los aductores se desarrollan más que las abdominales. Es la causa principal de esta patología.
  • Causas morfológicas, que causan un desequilibrio unilateral del cuerpo: acortamiento de los miembros, displasia de cadera, espondilolisis, hiperlordosis lumbar, deficiencias en la pared abdominal o inguinal.
  • Terrenos excesivamente duros o desnivelados al correr.
  • Calzado deportivo inadecuado o gastado.
  • El apoyarse podal o forma de correr incorrecto puede sobrecargar los aductores.
  • Sobreentrenamiento, entrenos fraccionados.
  • Errores en la planificación de los entrenamientos.
  • Práctica de ciertos movimientos “peligrosos” en la carrera. Correr subidas o subir escaleras; los aductores trabajan para sacar el muslo cuando la pierna se mueve hacia delante.
  • La excesiva repetición de la zancada forzada puede originar gran sobrecarga en los aductores.

¿Cómo se DIAGNOSTICA la pubalgia?

  • En la palpación se desencadena dolor en la región inguinal.
  • Dolor en la aproximación de la pierna contra resistencia.

Pruebas complementarias:

  • Radiografía de pelvis anteroposterior y lateral en bipedestación en apoyo bipodal y unipodal, podemos apreciar la inestabilidad pélvica. Radiografía lumbares anteroposterior y lateral, valorando posibles alteraciones estructurales que puedan contribuir a la lesión.
  • Ecografía de la musculatura aductora.
  • La más importante, la dinamometría isocinética que nos permite evaluar los desequilibrios musculares a nivel pèlvic.Hem descartar otras afecciones como apendicitis, hernias inguinales, roturas musculares, trastornos renales, artrosis de cadera o epifisitis isquiática.

¿Cómo prevenir la PUBALGIA?

La principal medida es una buena preparación física en la que tenemos que fortalecer correctamente los músculos abdominales, pero vigilar en el tipo de potenciación, ya que pueden agravar la lesión.

Si sueles correr repasa estos importantes consejos para prevenir lesiones.

TRATAMIENTO de la pubalgia

Requiere una recuperación muy lenta y a largo plazo.

Debemos disminuir el tiempo y la distancia de nuestros rodajes en terrenos más bien blando. Normalmente, si las molestias no ceden debemos dejar de entrenar, ya que nos invalida en el movimiento.

  • Aplicaciones de frío o calor.
  • Evitar actividades que produzcan dolor.
  • Estiramientos LEVES, ya que un estiramiento puede aumentar la gravedad de la lesión.
  • Abdominales, pero de tipo isométrico (tensión sin movimiento). Muy buen ejercicio, haciendo presión con una pelota (diferentes tamaños), presionando con las rodillas, mientras mantenemos una ligera flexión estática del tronco.
  • Ejercicios isométricos de los abductores.
  • Tonificación excéntrica de los abductores.
  • Tonificación de la zona.
  • Movilizaciones articulares de cadera y rodilla.
  • Masaje terapéutico.

Debemos tener cuidado con esta lesión, ya que a menudo es recidiva, ya que el deportista no abandona la actividad de riesgo y que este grupo interviene en muchas actividades de la vida cotidiana.

FUENTE: infotratamiento


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies