Una alimentación equilibrada y la actividad física redundan en una vida saludable

0

Con la llegada de enero vienen los remordimientos de las comilonas navideñas, toca entonces hacer dieta y ejercicios para lograr el objetivo de perder peso. Y para conseguir tan ansiada meta, los nutricionistas recomiendan tener una alimentación saludable y equilibrada, acompañada de ejercicio físico.

Vida Saludable

Es importante realizar la actividad por lo menos tres veces por semana, se puede subir y bajar escaleras, correr en cinta, llevar al perro de paseo o caminar por lo menos 30 minutos. Con ejercicios tan simples como éstos se puede aprovechar para quemar calorías, disminuir de peso y lograr una vida más sana.

Qué máquina es recomendable para ejercitar todo el cuerpo

Uno de los ejercicios más completos es correr, y aunque no hay nada mejor que hacerlo al aire libre, a veces, las condiciones climáticas adversas imposibilitan realizarlo. Es por ello que una de las máquinas preferidas por las personas para tener en su hogar o también en los gimnasios, son las cintas de correr.

Hay una gran variedad de estas máquinas, tanto para principiantes como para expertos, por lo tanto, es necesario conocer en detalle ciertos aspectos. En esta comparativa de cintas andadoras se puede seleccionar la que mejor convenga dependiendo del nivel de entrenamiento y otros factores como tamaño, amortiguación y velocidad.

Una de las más baratas y que no ocupa mucho espacio en casa es la Cecotec RunnerFit Sprint, que tiene 12 programas de entrenamiento predefinidos y 5 velocidades, además de pulsómetro y pantalla led. Otra de la misma marca Cecotec, es la Extreme Track, una cinta con gran potencia, ideal para los profesionales que requieran mayor intensidad en sus entrenamientos.

La cinta de calidad alemana Sportstech F10 también destaca por sus funcionalidades, tiene un motor silencioso y duradero de 1 CV, así como un innovador sistema de lubricación que libera aceite de silicona durante un amplio período, de manera uniforme, así se evitan chirridos molestos.

Cambios de hábitos para bajar de peso

Comer despacio y saborear la comida ayuda a enviar una señal de saciedad al cerebro, es decir,que cuando el estómago esté casi lleno, le indique que no necesita seguir comiendo porque ya ha recibido suficiente. Sin embargo, por lo agitado del día a día y las múltiples actividades, las personas comen muy rápido y el cerebro no recibe esta señal hasta que ya se ha ingerido en exceso.

Éste es uno de los puntos más importantes en una buena alimentación, respetar la saciedad para evitar ganar peso. Para ello también es necesario comer alimentos ricos en fibras y nutrientes como carnes blancas, frutas, verduras y vegetales, esto hace que el metabolismo funcione correctamente y la sensación de hambre se prolongue durante más tiempo.

También, entre comidas, es recomendable beber mucho líquido, esto ayudará a disminuir la retención de líquidos y el hambre. Cuanta más agua se beba, más orina producirá el cuerpo y así se eliminarán las toxinas causantes de atrasar el proceso de la pérdida de peso.

No todos los líquidos se pueden tomar, los que se recomiendan principalmente, son el agua, agua de coco, tés y zumos naturales sin azúcar. Las bebidas que se deberían evitar son refrescos, cualquier tipo de bebida endulzada, incluyendo los zumos de frutas industrializados, y las bebidas alcohólicas.

¿Caminar a diario adelgaza?

En algunos caso,s la genética marca ciertas características y tendencias en el cuerpo humano, pero realizando algunos cambios se puede alcanzar un peso ideal. Si se acelera el metabolismo con una alimentación equilibrada y caminando una distancia considerable a diario, se tendrá como resultado, mantener al cuerpo sano de forma natural.

Al andar se quema grasa y se gastan muchas calorías, es decir, solo se adelgaza si existe un déficit calórico, por eso es tan importante gastar más calorías de las que se introducen al cuerpo. La recomendación de nutricionistas es moverse, y con una sencilla caminata, se puede hacer el trabajo sin necesidad de asistir a un gimnasio.

Las caminatas se pueden adaptar a los quehaceres de la vida cotidiana, por ejemplo, si toca ir a trabajar en coche, tratar de estacionar el vehículo varias calles antes del lugar de trabajo. O también, al llegar a casa, en lugar de ir directamente a tirarse en el sofá, intentar andar un par de vueltas a la manzana. La cuestión es ir sumando pasos ya que lo aconsejable es dar entre unos 10.000 a 15.000 pasos al día.

Con las caminatas y una alimentación saludable no habrá excusa para no bajar de peso y tener una vida sana, todo está en proponérselo y seguir recomendaciones de expertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here