Curiosidades sobre la fisioterapia

0

La palabra fisioterapia surge del griego physis (naturaleza) y therapéia (tratamiento) y también es conocida como terapia física. Con ella se ofrece un tratamiento terapéutico y de rehabilitación sin fármacos para diagnosticar, prevenir y tratar síntomas de diversas dolencias.

Pero hay varias cuestiones relacionadas con esta disciplina que abarcan muchas más cosas y aquí te las contamos.

La fisioterapia no es algo exclusivo de las personas, también existe para los animales, en especial para nuestras mascotas. Estos tratamientos están especialmente indicados para aquellos animales obesos o mayores, para tratar lesiones en huesos y musculatura. Es por eso que esta disciplina surgió con mucha fuerza en los últimos años, para mejorar la calidad y así extender los años de vida de nuestras mascotas.

Asimismo, es interesante destacar que no solo en nuestros animales, sino también en las personas, la fisioterapia ayuda a prevenir cirugías con un tratamiento preciso y oportuno.

Lesiones y dolencias constantes

Muchas de las dolencias más repetidas, y sus consecuentes molestias, son el vértigo y los mareos. Esto se produce debido a las malas posturas, los esfuerzos físicos desmedidos y los malos movimientos, con el consecuente pinzamiento de las vértebras que causan estos dolores. La fisioterapia ayuda a tratar el vértigo, las enfermedades neurovasculares y sus secuelas, recuperando la funcionalidad del cuerpo del paciente, enfermedades musculoesqueléticas como lo son la artritis, osteoporosis, esguinces, distrofia muscular, luxaciones, entre otras.

Algo que no es muy conocido de esta disciplina y que es una de sus mayores virtudes es que puede prevenir y revertir la diabetes y la obesidad, con ejercicios terapéuticos dosificados.

También hay que entender que un masaje muscular no tiene que ser necesariamente una experiencia relajante. El mismo consta de técnicas terapéuticas que abarcan tejidos profundos y buscan relajar la zona contracturada. Como suele suceder en estos casos, esos músculos se encuentran inflamados y es normal que el masaje pueda doler.

Asimismo, es fundamental para revertir lesiones y dolencias, el ejercicio que el profesional fisioterapista le indica al paciente. Su repetición y constancia hará que la recuperación sea mucho más rápida y permanente.

¡Pero a prestar atención! Está muy difundida la creencia que si no duele no cura, y esto no siempre es verdadero. Las terapias no deben causar dolor, en todo caso pueden llegar a hacerlo, pero en momentos muy puntuales y en posiciones y masajes precisos. La mayor parte del tiempo, los ejercicios deberán ser indoloros o de una molestia relativamente controlable. Con esto se busca que el paciente pueda trabajar con cierta comodidad.

Con todo esto que te contamos, quisimos acercarte un poco más al mundo de la fisioterapia. Una disciplina que ayuda mucho a la calidad de vida de sus pacientes y genera una recuperación paulatina para aquellas molestias musculares que aquejan en el día a día.

Su constancia y perseverancia por parte del paciente son las claves para hacer que los tratamientos surtan efectivos. Y por supuesto, una clara consciencia en los movimientos, posturas y esfuerzos harán que la persona que sufre dolores solo tenga que pasar por las manos de un fisioterapista pocas veces en su vida, creando una armonía en su vida entre su cuerpo y su bienestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here