Consejos y recomendaciones para recuperar lesiones con ortopedia

0

La ortopedia es una de las disciplinas dentro de los alcances de la fisioterapia que permite trabajar el cuerpo para mejorar los tiempos de recuperación de lesiones y patologías diversas. Las principales lesiones de tipo traumatológico tienden a incluir, entre las rutinas de recuperación, técnicas y elementos de la ortopedia. Por eso hoy analizaremos cuáles son los principales alcances y beneficios que la ortopedia puede tener cuando encaramos el tratamiento de una lesión.

Las lesiones más habituales

En La-ortopedia.com encontrarás un completo catálogo de productos relacionados con la ortopedia y su correcta utilización para generar una buena recuperación de lesiones, golpes o patologías que requieren tratamiento ortopédico. Las zonas principales a trabajar y que se lesionan con mayor regularidad incluyen la muñeca, mano, tobillo, hombro, cadera y rodilla. ¿Cómo se trabaja sobre cada una de estas lesiones con la ortopedia?

Lesiones en el hombro

Propensa a las lesiones y luxaciones, el hombro suele ser propenso a lesiones muy dolorosas y evidentes. En este tipo de lesiones, el tratamiento tiene como objetivo la reducción de la luxación de forma pronta y suave. Se pueden utilizar aparatos de fisioterapia para relajación muscular y reducción del dolor. El hombro debe estar inmovilizado de 2 a 4 semanas dependiendo de la gravedad de la lesión.

Lesión en la mano o muñeca

Este tipo de lesiones son habituales en personas mayores. La ortopedia para este tipo de recuperaciones dependerá de la gravedad de la lesión, pudiendo incluir desde ejercicios para la toda la zona de mano y muñeca, hasta ejercicios activos de dedos, hombros y maniobras que apuntan a evitar la rigidez. También pueden aplicarse masajes en los tejidos profundos para aliviar el dolor.

Lesiones en la rodilla

Algunas de las lesiones de rodillas requieren de rehabilitación ortopédica. En la-ortopedia.com encontrarás diferentes accesorios y técnicas que son fundamentales para la recuperación eficiente y en poco tiempo de lesiones variadas en la rodilla. La ortopedia puede utilizar ultrasonidos en la zona, así como la aplicación preventiva de yeso para inmovilizar la zona y lograr una mayor velocidad en las fracturas y lesiones que requieren reducir el movimiento de forma total.

Lesiones en tobillo y pie

Este tipo de lesiones requieren de la utilización de botas ortopédicas, que se caracterizan por garantizar inmovilidad y presión en la zona que requiere sanar. Las lesiones en tobillo y pie suelen ser ocasionadas por caídas o accidentes de tránsito. Los tratamientos ortopédicos con bota pueden durar entre 6 y 8 semanas dependiendo la gravedad de la misma.

La importancia de un plan ortopédico acertado

La correcta recuperación luego de una lesión de este tipo es fundamental para que nuestro organismo se recomponga y podamos volver a nuestra vida habitual en poco tiempo. Es muy común que los pacientes apuren los procesos e intenten abandonar accesorios molestos como muletas, yesos o botas ortopédicas aduciendo que ya no hay dolor. Lo cierto es que este tipo de acciones terminan ocasionando una mala recuperación y afectan el desarrollo normal del organismo, pudiendo incluso generar síntomas irreversibles que de haber respetado los tiempos de la ortopedia y la fisioterapia, se podían evitar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here