Técnicas de Fisioterapia ¿Qué es la Punción Seca?

0

Es probable que, si has tenido que tratarte de algún dolor muscular, hayas oído hablar de la técnica de punción seca. Se trata de una técnica de fisioterapia que tiene algunos puntos en común con la acupuntura por las herramientas que utilizan, pero que no debe confundirse con esta práctica propia de la medicina tradicional china. La punción seca se basa en la neuroanatomía, y es una técnica de fisioterapia que actualmente incorporan profesionales de reconocido prestigio.

Se trata de una técnica que está considerada en ámbitos médicos como semi-invasiva porque en su ejecución se utilizan unas agujas que penetran en la piel. ¿Para qué? A continuación trataremos de explicártelo.

Puncion Seca en Fisioterapia

¿Qué se consigue con la punción seca?

El objetivo de utilizar agujas es llegar al denominado “punto gatillo”. Esta es la zona muscular que está causando el dolor cuando se produce una lesión musculoesquelética. A este dolor se le llama “dolor miofascial”. El punto gatillo miofascial es, por tanto, una zona tensa o una contractura que es palpable al exterior. Los conocidos coloquialmente como “nudos” o nódulos de un músculo, que aparecen cuando se produce una contractura por una mala postura, cuando se recibe un golpe, por la repetición de un movimiento ejecutado incorrectamente o por el estrés.

Los puntos gatillo aparecen cuando las fibras musculares afectadas quedan en situación de permanente contracción, sin recuperar la distensión después de realizar un esfuerzo muscular. En estas circunstancias, el cuerpo libera acetilcolina, que impide que las fibras se relajen, disminuye el flujo sanguíneo y dificulta la limpieza de los desechos celulares.

Pues bien, la utilización de una aguja permite llegar al punto gatillo de los músculos y desactivar el dolor. La aguja producirá una pequeña lesión, perfectamente controlada, que regenera las fibras musculares y elimina finalmente el dolor. Se genera de esta forma una contracción involuntaria que permite relajar el músculo. Después, suelen realizarse estiramientos o masajes para completar el tratamiento.

En este caso, la aguja viene a desempeñar un papel similar al de los dedos del fisioterapeuta, con la diferencia de que su extensión permite llegar a zonas musculares inaccesibles si se aplica simplemente una técnica palpatoria. Es lo que se conoce como “efecto varilla”.

Tipos de punción seca y aplicaciones

El uso de las agujas requiere una formación específica en la técnica de punción seca. Existen dos tipos de técnicas, que condicionan el tamaño de la aguja que se va a utilizar:

  • En la punción seca superficial, el fisioterapeuta busca un punto gatillo a una profundidad máxima de un centímetro de la superficie de la piel.
  • En la punción seca profunda, el punto gatillo está situado a mayor profundidad. En estos casos habrá que ejecutar un tratamiento superficial con espray, enfriamiento o masaje para mejorar la efectividad de la punción.

La técnica de punción seca está indicada para el tratamiento de múltiples disfunciones musculoesqueléticas, ya sean agudas o crónicas. Es el caso, por ejemplo, de los dolores de cuello y espalda, la tendinitis, los espasmos musculares, las distensiones musculares, o la fibromialgia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here